Anabel Bruchou
Estimada Patricia,
Esta newsletter ha sido para mí una guía de conocimiento, espiritual.
Me ayuda a abrir mi mente y enriquece mi alma.
Muchas veces he estado desanimada, cansada y tus palabras Patricia me han ayudado a ver las cosas desde otro punto de vista: del positivo.
Me encanta, la recibo en mi trabajo y en mi casa. Cuando llega me desespero por leerla. También la he reenviado a muchos amigos que en determinado momento están mal, para que entiendan las cosas mejor. Y lo bueno es que tú los has ayudado a ellos también.
Felicitaciones por esto tan lindo que nos brindas, y espero que estas a 200 newsletters les sigan miles.
Un beso, hasta pronto.

Araceli Martinez
Patricia,
Yo soy una chica de 37 años, soltera que vive en Guadalajara, Jalisco, México y estoy inscrita desde hace mas de un año a sus envíos vía mail de “Conversando con un Coach”…
Siempre me han gustado y llenan mi alma de conocimiento…
(…)
Por eso no quise dejar pasar esta oportunidad de agradecerle por este medio la gran persona que es Usted y manifestarle mi agradecimiento por todo lo que Usted hace en beneficios de personas como yo que estamos ávidas de un crecimiento interior….

Dios le bendiga y gracias por ser así como Usted es.
Un fuerte abrazo y saludo desde México con enorme admiración y respeto.

 

Susana Campos
Querida Patricia, quiero agradecerte por los newsletters que me enviás, compartiendo conmigo tu experiencia y sabiduría. Me hace mucho bien recibirlo, y no quería dejar pasar más tiempo para que sepas que aprecio tu gesto y tu entrega, aunque no nos conocemos aún. Muchas veces llegan justo cuando más los necesito, y también los comparto con quienes se que están pasando por alguna situación angustiosa.

En el plan de Dios, siempre tan maravilloso y perfecto (aunque a veces no lo entendamos desde aquí, Él, que ve la obra terminada -nosotros sólo los puntos desprolijos del revés del bordado- , sabe qué es lo mejor para cada uno, y cuáles son los caminos que nos ayudan a perfeccionarnos, aunque a veces nos obstinamos en pasar por otros, y ésos duelen), está el que vos ayudes a tantos y tantos a conocerse mejor y a avanzar en este hermoso desafío que es vivir.
(…)
Y, como te digo, le agradezco a Dios que te haya puesto en mi camino.
Que Él te siga bendiciendo y dando luz para tu vida y tu trabajo.
Cariños

Miguel Aguado
Querida Patricia:
No sabés lo grato que es recibir tus Newsletters, a mí personalmente me invaden, me reconfortan, me hacen pensar quien soy, realmente es como un alimento para la mente y el espíritu. Pero no sólo me ayuda a mi con sus contenidos sino que muchas personas de mi organización también les he suscrito y están tan felices. Sinceramente tu obra es inmensa, grandilocuente y profunda y solo me queda decirte “GRACIAS POR EXISTIR Y AYUDAR A TANTA GENTE EN EL MUNDO”
(…)
Recibe un fuerte abrazo.

Carlos Tato Palma
Hola Patricia:
Me encontré con la grata sorpresa de tu portal y de la invaluable información que nos regalas en tus Newsletters, realmente el contacto con estos documentos me han permitido encontrar sentido a muchos aspectos de mi vida así como herramientas sólidas para trabajar en mi formación como Coach. Comencé a recibirlos hace relativamente poco tiempo por lo que me dado a la tarea de leerlos todos desde el 1 hasta el 202, muchas gracias me confirmas que “una persona puede hacer la diferencia.”
(…)

Ismael Alvear
Estimados amigos, os escribo desde Madrid, capital de España.
Tengo que reconocer que la newsletter de Patricia te hace salir de tu zona de comodidad en un 100% de las veces, de eso se trata, de salir donde te encuentras y enfrentarte al cumplimiento de tu compromiso. Todos queremos conseguir lo que nos hemos propuesto, y la verdadera superación se encuentra en salir de tu comodidad y ponerte a trabajar aquello que es necesario para la consecución de tu META.
(…)
Creo que la palabra justa es decir: Son efectivas y útiles. Dentro de su utilidad y eficacia comentar y comunicar que cuando yo empecé a recibirlas mi vida todavía se encontraba donde estaba, a día de hoy todo ya ha comenzado gracias a Dios… tengo un nuevo y flamante negocio de intermediación financiera.
Gracias y saludos.

Miguel Suarez
Querida Patricia: Quiero expresarte mi profunda admiración por “tu grandeza y profundidad”… que sólo he visto en los seres que aman a corazón abierto. Quisiera tenerte enfrente mío para “brindarte un abrazo sostenido, pero igual quiero que sientas “que mi corazón te abraza” y te da las gracias por este ejemplo de plenitud que has dado y que, sabes bien, te alimenta de una fuerza y vigor, que sólo se obtienen al SER UNO MISMO.
(…)

Javier Carabajal
Estimada Patricia:
Mi nombre es Javier, tengo 32 años y providencialmente un día recibí uno de tus constantes newsletters, creo que fue por el 99, los primeros sesenta los imprimí y los fui anillando, y me parece propicio este momento para darte las gracias, ya que muchas veces se convirtieron en “Rafael” aquel Ángel, fiel amigo, que ayuda en todas las dificultades de la vida.
La lectura semanal fue edificando en mí, y sirvió también de sostén en momentos muy difíciles.
Agradezco tu generosidad de corazón para volcar tus experiencias, y enriquecer a los demás.
Te deseo lo mejor, y adelante!!! Adelante!!!
Te felicito por tu obra.

Adolfo Arias Linares
Mi testimonio: No se cómo ni por quién comencé a recibir las cartas, pero el día que abrí la primera y por curiosidad la leí me enganché y a partir de allí las leo siempre con avidez, porque me ayudan a mirar las cosas desde otra perspectiva y darle a cada problema la trascendencia que verdaderamente tiene. Yo soy por naturaleza optimista y siempre enfrenté los desafíos, en muchos casos con éxito gracias a Dios. Las cartas me sirvieron para confirmar el valor del coraje, el esfuerzo, la tenacidad, y también el valor de reconocer las limitaciones, aceptar las derrotas, sin desanimarse, y tantos otros conceptos que tan bien nos van refrescando las cartas. Muchas veces aunque esté ocupado o preocupado abro la carta recién llegada porque tengo la expectativa de que algún concepto me va a ayudar con el problema que me ocupa o con el estado de ánimo que me preocupa.
Otras veces imprimo algunas para dárselas a uno de mis hijos, adolescente, porque trae conceptos que he tratado de transmitirle antes y allí está bien planteado. Espero que le sirva y algún día me lo diga cuando salga de su letargo adolescente. También las retransmito a un pariente que sé que las necesita por su forma de ser.
En fin, las cartas son un condimento importante en mi vida diaria, así que las agradezco, y como forma de agradecer mando mi testimonio.
Saludos afectuosos.

Gustavo A. Picolla
Patricia
Hoy estaba leyendo alguno de los materiales del curso de coaching y me di cuenta que algo me faltaba decirte. Es por eso que te escribo para contarte de mis logros y agradecerte… (…)
A todo el mundo le comento que hubo dos cosas que hicieron posible mi cambio, una fue el Master que me abrió la cabeza a nuevas distinciones y la más importante fue el curso de coaching porque, además de incorporar nuevas distinciones, me hizo ver lo valioso que soy, confiar en ello y bajarlo a la acción. Por eso nunca me voy a olvidar del 2002 y de tú disposición a hacernos crecer.
(…)
Un beso y muchas gracias. (…)

Pedro Rufus
“Comencé este curso allá por abril de 2004, estábamos viviendo en Santa Fe y nos habíamos venido con mi familia de Bs.As., agobiados por algunos trastornos importantes. Desde ese mes y hasta después de un año, la idea de irnos a vivir a otro país comenzó a cobrar vida de una forma concreta… ¡hasta que lo hicimos y nos vinimos a España!
Y en medio de decisiones profundas, algunos desencuentros familiares y los temores típicos a lo desconocido, yo seguía “contra viento y marea” con los aprendizajes que cada módulo me iban proporcionando, a la par que obraban en mí una especie de elixir de voluntad y coraje por avanzar hacia los sueños más osados.
¡Qué decir de tantos y tan buenos mensajes contenidos que llegaban a mi alma y se enredaban en la conciencia para dar un toque de claridad a mi espíritu inquieto! Y en medio de ello, e-mails de por medio, el inefable y querido Eduardo que me iba guiando por ese sendero de soberanía personal y plena autonomía emocional… dando el toque del maestro, sí, como ese violinista de la subasta del cuento, ¿recuerdan? ¿El resultado? ¡Fantástico para mí, claro!.
Comenzar a trabajar en uno mismo y ver resultados palpables casi instantáneos, avanzar resueltamente por la vía de los sueños sin detenerse por el agobio típico de los miedos, seguir adelante escuchando sólo la voz interior, fueron todos fieles compañeros de este particular viaje hacia la nueva vida. Y aquí estamos, con múltiples proyectos, nuevas miradas y desapego absoluto por el resultado, que sabemos, será el más apropiado para nosotros y nuestra evolución personal.
Permítanme decirles que es menester soñar, equilibrar nuestros pensamientos y emociones y poner manos a la obra… ¡Pero atención! Debemos saber auxiliarnos de aquellos que ya hicieron una parte del camino… y aprovechar sus enseñanzas, en este caso, este gran curso que sin dudas, hizo la diferencia en mi/nuestra vida. Mi agradecimiento a Patricia, Eduardo y toda mi simpatía a quienes comparten el maravilloso mundo de la alquimia personal.
De corazón, Pedro.

María Fabiana Gutierrez
Muy buena mi experiencia, enseguida fue un ida y vuelta, una necesidad de leer, terminar todo, mandarlo, y aguardar la correspondiente observación y el nuevo módulo colgado en la sala.
Las distinciones fui conociéndolas y haciéndolas propias, ejercitando en el día a día, y tratando de transmitirlas. Mayor esclarecimiento en el plan “final”, visión de futuro… y mucho empeño en ir aproximándome a lo deseado-soñado. Un proceso personal de crecimiento, reflexión, interiorización y sacar afuera todo lo vivido, pensado, reflexionado. Necesidad de seguir ejercitando y profundizando.
Aprendí a cuidar mi cuerpo, valorándolo como algo muy importante en mi vida. Del Curso me gustaron todos los temas tratados, me gustó mucho la dirección que fueron siguiendo los diferentes módulos, mucho el trabajo personal, de pensar, reflexionar sobre las prácticas, las acciones y la vida de cada uno. Muy práctico, muy ilustrativo.
Hermosos los cuentos, reflexiones, frases, citas. Mucha continuidad entre módulo y módulo, en realidad de principio al fin. Me encantó tener a Eduardo como Coach. Muy pertinentes sus observaciones, siempre me llevaban a releer la respuesta enviada y ver qué podía cambiar o pensar, por qué me habrá dicho tal o cuál cosa. Estuvo siempre presente. Establecimos contacto virtual, telefónico y personal. Muy observador, y abriendo siempre preguntas para nuevas conversaciones, abiertas, ni de casualidad una de sí o no. Me enseñó mucho a poner cuestiones en práctica con su ejemplo para conmigo.

 

Mirta Ortiz
Excelente.
He conseguido mantener el ritmo de entrega de tareas a pesar de tener otras actividades. He sabido darle el lugar que corresponde a este curso que me ha servido tanto para mi desarrollo personal y profesional. Las Distinciones excelente. El conocimiento no sólo ha pasado por mi mente, sino que cada una con un proceso distinto en tiempo, han ido incorporándose en mi vida cotidiana. He logrado más de lo que me he propuesto.
Estoy feliz con mi proceso personal, sé que he dado mucho, que he puesto mucho de mí para la transformación. He sentido mi físico más flexible, suelto, confiado en lo que digo y hago. He progresado mucho en la generación de contexto con mi apertura hacia el aprendizaje, por medio de realizar pedidos de ayuda y de compartir con otros esa generación. Estoy muy pendiente en mi escucha y en lograr empatía para reconocer las necesidades de las personas. El material es Excelente, muy práctico, sencillo, de fácil lectura y entusiasma leerlo. Los cuentos y las frases han sido seleccionadas cuidadosamente. Esto posibilita que el alumno a la distancia pueda conectarse con el que hizo el material y con esta forma de pensamiento.
La tutoría fue muy valiosa para mí, enseguida despertó en mí la confianza y la apertura en las respuestas de los interminables cuestionarios, que a veces me resultaron “muy pesados”, sin embargo a la larga ví como todas esas preguntas ayudaron a mi crecimiento personal. La presencia de Patricia en todo lo administrativo y organización del curso (material, conferencias, consultas por e-mal) ha sido muy buena, ha cubierto mis expectativas, pues he notado compromiso y calidez. Eduardo ha significado mucho para mí este año, ha sido un compañero excelente en este viaje, con su compromiso “ese estar ahí siempre”. Fue mágica la relación que se generó con él a través de este medio ya que cuando respondía las preguntas sentía que estaba presente.
Quiero darle mi agradecimiento de corazón por el tiempo que dedicó a mis tareas y el sentido de humor y cariño que noté en sus observaciones. Gracias. Gracias.

Ondina Pilca
Una experiencia muy nutritiva, excitante y una manera de afianzar estos conocimientos y ver el impacto en otras personas. Los coloquios los realicé todos con muchísimo entusiasmo, amor y pasión. Los resultados fueron excelentes y el feedback recibido me apoyo a continuar a hacerlo mejor cada día. Mi trabajo como coach me ha llevado a adquirir esta práctica en todas las áreas de mi vida y esto me ha permitido observar el mundo con otros ojos! De no haber sido por este curso y mi disposición y apertura a realizar cada tarea, a aplicar cada nuevo conocimiento adquirido, a comprometerme con mis sueños, mis metas y objetivos, me atrevería a afirmar sin temor a equivocarme que no las hubiese logrado. Este ha sido el pilar fundamental del éxito que he obtenido con mi empresa y con lo que hago. Es valioso el contenido teórico, la forma como se llega al corazón con los cuentos y metáforas, lo impactante de las preguntas, la continuidad de los temas y la forma de trabajo de lo personal a lo colectivo.
A Eduardo Díaz toda mi admiración y mis respetos por tan ardua y hermosa tarea. Me sentí bastante atendida y sentí mucha dedicación y esfuerzo por hacerme comprender aquello que no entendía.
Desde el inicio de este curso comencé a diseñar mi futuro.
(…) Transitar por este curso me dio posibilidades, abrí nuevos espacios y caminos y hoy me siento orgullosa del futuro que estoy diseñando para mí. Gracias Eduardo por ser mi gran compañero de viaje.

Clara Braghiroli
Todas las tareas fueron trabajadas con dedicación. Mis Coloquios fueron muy bellos, con parejas que buscaban más efectividad en sus conversaciones. Centrados en esta filosofía, traté de desarrollar esta mirada, y me enfoqué en el Observador, la escucha y en el diseño de conversaciones. Mi vocabulario se enriqueció y afinó enormemente… para siempre! Observo y Escucho mucho más!! El mundo se hizo más amplio, incluso retroactivamente. Aumenté mi habilidad para diseñar, aumenté el compromiso, sobretodo en el área que menos cuidaba: la salud. Algunas metas las logré y otras quedaron para el recuerdo. Pero no renuncio, sólo las rediseñaré. Un gran crecimiento en el área personal y sobretodo, mayor estabilidad emocional y mucha paz! Ah, mayor desapego!! Cada vez me quedo menos enganchada, fluyo mucho más ahora, porque mi Observador del Observador que soy me avisa enseguida. El programa me facilitó la posibilidad de bucear profundo dentro de mi misma. Me aportó una mayor dimensión de mi ser persona y me agregó VALOR!!! Es accesible y coloquial. Me dio muy buen material para mi trabajo de divulgación y de coaching. A pesar de haber hecho otro Curso antes, vi cosas que antes no había visto y he profundizado muchas distinciones. Y lo más profundo fue el buceo interior… ineludible si te lo tomas en serio!
Mi trabajo como Coach se enriqueció durante el curso y en paralelo, incluso usé algunas partes que me resultaron de gran valor, en especial “planificación de metas”, “sentido de la vida” y “emociones y estados de ánimo”. También usé partes en mi curso para elaborar láminas…y las compartí (reconociendo la autoría). Todo aprovechable e integrable…para seguir coacheando y escribiendo para difundir. Amplió mis habilidades y las que ya tenía y me dio material para mejorar la técnica. Queridos Patricia y Eduardo…¡¡¡Faltó darnos un gran abrazo en el día de hoy!!! Patricia está más que fogueada en el tema y comunica muy bien e inspiradamente por escrito… y Eduardo ha sido muy certero en el manejo de las distinciones. Muy acertadas las observaciones, siempre una llamada para seguir pensando…nunca juicios !! Me gusta su estilo de Coach…directo, incisivo, no te deja escape!! Claridad total..y lo dice Clara! Fluido y sobretodo aterrizado a lo cotidiano. Siempre tuve respuestas. En mi caso personal, tuve la enorme ventaja de tenerlos a ambos como amigos, más allá del curso, con correos afectuosos y la certeza de que estarían allí para lo que hiciera falta… y siempre EMPUJANDO!!!! El futuro se hizo ya presente porque pude iniciarme como Coach individual, respaldada por este curso que me iba dando autoridad.

 

Raquel Hachuel
Querida Patricia: es en parte gracias a vos y a tu generosidad, que hoy me siento feliz y con muchas ganas de disfrutar de todo lo que tengo y de mi vida. Es en parte gracias a vos, que encuentro todo más lindo alrededor mío. Es en parte gracias a vos que siento amor a mi alrededor y muchos deseos de desparramar el mío a todos los seres cerca mío. Y es en parte gracias a vos que puedo sentir el calor del sol muy intensamente y las nubes solamente como amigas, y no como oscuridad ocultándome lo hermoso de la vida. Gracias hermanita querida por tu generosidad a raudales y estoy contentísima de poder compartir mis mejores momentos con vos. Te quiero un montón. Chu

Pedro
Patricia querida,
(…)
Siento que en particular debo agradecerte por tu esfuerzo, tu vocación, tu guía, tu experiencia puestas a nuestro servicio para que podamos transitar este camino. Un diamante en bruto comienza a tener valor cuando es correctamente tallado y liberado de impurezas. Es allí donde tu presencia se NOTA y hace la diferencia.

Muchas gracias por todo.
cariños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *