#3 El poder de la mirada

Dos representantes de una fábrica de zapatos van al Africa a investigar el mercado potencial que encuentran allí, para sus productos. Van al mismo pueblo e investigan a la misma gente y mientras uno de ellos envía un fax a la fábrica que dice:

” Mercado inexistente: aquí nadie usa zapatos”

el otro fax que llega dice:
“Mercado potencial : aquí nadie tiene zapatos”.

Mientras un representante solo puede ver lo que no hay el otro se enfoca en la posibilidad.
Pareciera entonces que no hay una “realidad” afuera sino que yo puedo interpretarla a partir de la mirada que tengo de ella.

¿qué es lo que constituye mi mirada o por decirlo de otra manera el observador que soy?

Veámoslo en el mismo ejemplo y pensemos en los dos vendedores A y B.

A llegó al Africa y perdió sus valijas ¿Tiene A el mismo estado de ánimo que B?
A llegó al Africa y se torció un pié por lo cual necesita ser enyesado ¿ Puede visitar A la misma cantidad de personas que B ? ¿lo va a hacer en el mismo tiempo?
Unos momentos antes de partir a Africa A se entera que uno de sus mejores amigos está internado con un ataque al corazón ¿ va a tener A la misma predisposición que B para viajar a Africa y hacer dicha investigación?
A es la primera vez que trabaja en este tipo de investigaciones, en cambio B hace 10 años se dedica a encontrar nichos de mercado ¿ pueden tener la misma mirada?

Como vemos el Observador que somos está constituido por una combinación del estado de ánimo en el que nos encontramos, más el cuerpo disponible que tenemos para la acción, mas la conversación interna o externa que podemos tener a partir de lo que podemos ver ( nuestras distinciones que puede impulsarnos o frenarnos )

Este Observador que somos acciona en el mundo y a partir de eso obtiene resultados
Veámoslo en forma de ecuación:

OBSERVADOR + ACCIONES = RESULTADOS

Ahora bien que podes hacer si los resultados que obtienes no son lo que querrías?
Podes cambiar las acciones.
¿Y si cambiando las acciones tampoco podes llegar a tus resultados?
¿Cuántas veces nos encontramos haciendo diferentes cosas pero llegando al mismo resultado?
Entonces que otra cosa podes hacer?
Y es aquí donde aparece algo nuevo para nosotros: ” LA MIRADA”.
Podemos observar el observador que somos y si no nos sirve su mirada buscar otra que nos apoye en nuestros planes.

¿Cómo se hace?

Observando nuestra conversación. Observando cuáles son las creencias o juicios desde donde partimos. Observando el estado de ánimo que tenemos frente a ese desafío.
Muchas veces solo cambiar nuestra postura corporal nos permite ver cosas diferentes.

Estas caminando por la calle rumiando internamente tus problemas. Si te pudieras ver seguramente tu caminar tiene un ritmo y tu mirada está ubicada hacia adentro y hacia abajo.
Podrías interpretar de otra manera a tus problemas si tan solo pudieras ponerle entusiasmo a tus pasos, y ubicar tu mirada hacia arriba enderezando el cuerpo.

Las distinciones nos permiten también ser observadores diferentes. Una distinción es aquello que nos permite diferenciar algo de un todo.
Por ejemplo El auto tienen un ruido, para mí es solamente un ruido para el mecánico pueden ser las bujías, los elásticos etc. El tiene distinciones que yo no tengo
En el foso romano vos podes ver solamente piedras o la historia que hay en ellas.
En una noche estrellada puedes ver solamente estrellas o distinguir planetas, constelaciones, satélites , etc.

Cuentan que un día Picasso se encuentra en la calle con una persona que le pregunta ¿por qué usted no pinta lo que se ve? A lo que Picasso responde: Yo pinto lo que yo veo que seguramente es distinto a lo que usted puede ver.

Podemos decir que nosotros vemos con nuestras distinciones y a mayor cantidad de ellas mas grande es el mundo de posibilidades que tenemos para la acción

Hay posibilidades diferentes que aparecen cuando puedo tener una mirada diferente

Muchas veces nos puede mostrar una nueva mirada un amigo u otra persona pero no siempre estamos abierto a nuevas miradas. Es ahí donde la intervención de un coach puede generar la apertura necesaria para que otras interpretaciones ocurran para vos. El coach tiene la posibilidad de observarte en territorios que no están disponibles para vos. El coaching ontológico solo puede ocurrir cuando estamos dispuestos a poner en juego esa “mirada ” que tenemos de las cosas, o cuando tenemos el propósito de producir en nosotros un cambio ontológico o sea un cambio en nuestra forma de ser y ver el mundo.

” El verdadero viaje del descubrimiento
no consiste en buscar nuevos territorios
sino en tener nuevos ojos”
Marcel Proust

Publicado en 1999.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *