Conversando con un Coach #764 “19 Años”

Érase una vez un hombre que construía un faro en medio del desierto.
Todos se burlaban de él y lo llamaban loco.
¿Para qué servirá un faro en medio del desierto?
– se preguntaban.
El hombre no hacía caso y seguía callado haciendo su labor.
Un día por fin terminó de construirlo.
En la noche sin luna y sin estrellas el espléndido rayo empezó a girar en las tinieblas del aire, como si la vía láctea se hubiera convertido en un carrusel.
Y sucedió que en el momento que el faro comenzó a dar su luz, surgió de pronto en el desierto un mar iluminado por un río de luz y hubo en el mar buques, transatlánticos, paso de ballenas, puertos con mercaderes, y sirenas cantando hermosas canciones…
Todos se asombraron, menos el constructor del faro.
Él sabía que, si alguien enciende una luz en medio de la oscuridad, al brillo de esa luz surgirán… muchas maravillas.

Con esta Newsletter yo solo construí el faro. Ustedes, mis lectores, son las maravillas que fueron surgiendo al encenderlo y poner en práctica todo lo que a lo largo de estos diecinueve años, desde estas páginas mostré.
Es curioso observar como cuando estamos en nuestro camino, haciendo lo que tenemos que hacer, todo fluye y parece maravilloso.
Yo escribo lo que escribo, pero tú lector, lees lo que necesitas leer y esta magia que muchas personas creen que es mía, en realidad les pertenece a ustedes que saben adaptar mis palabras a vuestras necesidades creyendo que lo que yo escribí lo hice especialmente para cada uno de ustedes.

La magia de escribir está en su sorprendente destino.
Apareces entre la gente
sin estar efectivamente.
Entras en sus almas sin tocar la puerta.
Te escuchan como si fueras versado.
y te reciben
como si nunca te hubieras ido.

Cuando pensé en compartir esta celebración con ustedes, que son la que la hacen realidad cada semana, lo primero que apareció en mi mente fue mostrarles como cuando una persona cree que está haciendo algo por los demás en realidad lo está haciendo primero por ella misma.
Yo soy la más beneficiada porque al tomar el compromiso con ustedes de escribirla cada semana he desarrollado mi creatividad, mi perseverancia, mi disciplina, la recurrencia, la conexión conmigo misma, con mis valores y con mi misión, mi centrado y el desarrollo de mis talentos.
¿Habías pensado en esto?
¿Qué harías hoy por otros, que necesitas para ti mismo?

La mejor manera de salir
de nuestros propios dramas
es empezar a ocuparnos
de los dramas de los demás.
Tu alma se llenará de regocijo
al ponerte al servicio de otros.

Otra mirada que me gustaría compartir es la importancia del auto reconocimiento en la automotivación y creación de autoestima.
¿Cuántas veces esperamos en vano que esto nos venga de afuera?
Tú puedes hacer algo maravilloso, pero si no lo reconoces considero que la maravilla no aparecerá, y si por casualidad tienes alguien que te lo dice, pienso que eso será efímero y no te alcanzará para sustentar en el tiempo la construcción de la estima por ti mismo.
La respuesta de la gente es importante porque te retro alimenta pero creo que es mucho más importante la conversación interna que desarrolles sobre ti mismo ya que ella convertirá tus pensamientos en tu realidad.
¿Habías pensado que tú puedes ser tu propio motivador?
¿Sabías que tu autoestima vive en los pensamientos que tienes sobre tí?
¿Cuál sería la lista que hoy podrías escribir si quisieras reconocerte por quién eres y por lo que haces?

Cuando son los caballos
los que han trabajado,
es el cochero el que recibe la propina.

Otra mirada que me gustaría compartir sería la de animarlos e inspirarlos a hacer lo que más les gusta conectándose con lo que les apasiona.
Desde muy pequeña a mi gustaba escribir, pero lo único que escuchaba en mi casa era que escribir no me iba a dar de comer. Entonces elegí estudiar una carrera que me llevase por el camino del éxito. Para luego darme cuenta de que en medio de una gran crisis económica y emocional lo único que logró sacarme fue hacer justamente lo que más me gustaba que era escribir.
¿Para qué crees que te fueron dados tus dones, sino es para usarlos?
¿Para qué crees que algo te gusta? Si no es para hacerlo.

Si quieres felicidad por un minuto observa un amanecer.
Si quieres felicidad por una hora duerme una siesta.
Si quieres felicidad por un día vete de picnic.
Si quieres felicidad por una semana toma unas vacaciones.
Si quieres felicidad por un año hereda una fortuna.
Pero si quieres felicidad para toda la vida aprende a amar lo que haces.

La pasión es la mayoría de las veces
el capital más importante
para comenzar cualquier actividad

Querido lector gracias por haberme acompañado durante estos diecinueve años de vida, gracias por haberme motivado, gracias por honrarme con tu tiempo, gracias por tu retroalimentación y ser cada semana motivo de inspiración.
También quiero agradecer al Universo por haberme elegido para tan noble misión y por todos los dones recibidos.
Y en esta fiesta virtual quiero brindar con ustedes para que en este nuevo año que iniciamos juntos tengamos:

Mas encuentros y menos distancias…
Mas música y menos silencios…
Mas lluvia y menos tormentas …
Mas poesía y menos discursos…
Mas coraje y menos miedos…
Mas justicia y menos juicios…
Mas libros y menos periódicos…
Mas libertad y menos encierro…
Mas pueblos y menos fronteras…
Mas paz y menos guerras…
Mas colores y menos grises…
Mas hombres y menos machos…
Mas mujeres y menos superadas…
Mas nosotros y menos yo…
Mas besos, más caricias y más abrazos…

Publicado en 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *