Conversando con un Coach #762 “Despierta”

Después que Adán y Eva comieron del fruto prohibido pasaron dos cosas muy interesantes: lo primero que hizo Eva fue convidarle a su esposo para que él coma también.
Muchas veces cuando hacemos cosas que no están bien, nos sentimos mejor si otro hace lo mismo. Nos calma nuestra conciencia, nos ayuda a escapar de la responsabilidad y a escapar de nosotros mismos. “Si todos hablan mal de otro yo también puedo hablar mal”, “si todos mienten yo también”, etc…

La segunda cosa que pasó en el paraíso fue que Adán y Eva se escondieron. ¡Que ridículo! ¡Querer esconderse de Dios! Seguramente trataron de ocultarse de ellos mismos.
Y en este punto de la historia Dios les preguntó: “¿AIECA?”,
que quiere decir “¿dónde estás?”.

Estoy segura de que no fue una pregunta para conocer su ubicación. Pienso que se refería más a cómo están con ellos mismos después de haber desobedecido.
Desde mi punto de vista la primera pregunta de un Coach:
¿Qué te pasa con lo que te pasa?

Si me preguntaran qué símbolo elegiría para representar a un Coach sin lugar a dudas elegiría un Despertador porque creo que esa es nuestra tarea habitual: la de despertar a nuestro cliente con preguntas.
Las nuestras no son preguntas cualesquiera, son preguntas especiales, poderosas, irreverentes, que te descolocan y te hacen pensar cosas que hasta ese momento no habías pensado.

Lo que la gente considera el momento del descubrimiento
es realmente aquel en que puede cambiar sus preguntas.
Jonas Salk

¿Dónde estás como persona?
¿Dónde estás como padre/madre/hijo/hija/etc.?
¿Dónde estás con tu pareja/ con tus amigos?
¿Dónde estás como empleado/jefe o patrón?
¿Dónde estás contigo mismo?
¿De qué o quién te escondes?
¿Qué es lo que no puedes enfrentar?
¿De qué no te estás haciendo cargo?
¿Qué te pasa con todo esto?
Tú puedes dormirte y por mucho tiempo no hacerte estas preguntas, pero lo que no puedes es ocultarte de la insolencia de tu Coach.

Chun Sui , un sabio Maestro Zen
un día se dijo:
Has estado durmiendo varios inviernos
como si fueras una mariposa.
Despierta!!!!
Es hora que te des cuenta
si eres una mariposa
o el Maestro Chun Sui.

¿Realmente estás interesado en despertar?
¿Tendrás la valentía necesaria para reconocer todas las maneras en que te ocultas de ti mismo?
Lo primero que necesitas para despertar es reconocer que estás dormido.
¡Una de las señales que te muestra que has despertado es que dejas de buscar porque ya te has encontrado!!

Tu tarea no es buscar el amor,
sino buscar y encontrar todas las barreras dentro de ti mismo
que has construido contra el amor.
Rumi.

Si tu fueses 10 veces más valiente de lo que hoy juzgas ser:
¿Qué cambios harías hoy en estos ámbitos?

• En tu relación más importante
• En tu familia
• En tu trabajo
• En tus finanzas

Siempre que la luz irrumpe en la oscuridad,
la oscuridad desaparece.

Publicado en 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *