Conversando con un Coach #753 “Dejar un Legado”

Las naves espaciales Voyager I y Voyager II están por llegar a los confines de nuestro sistema solar. Fueron lanzadas en 1977, atravesaron la órbita de Marte, visitaron a los gigantes Júpiter y Saturno y en 1986 la Voyager II envió imágenes a la tierra de un mundo tormentoso y gaseoso de color azul que no era otro que el planeta Urano.
Ambas naves portan un preciado tesoro: un disco de oro que contiene información científica, mapas de ciudades, saludos desde la tierra en 55 idiomas. Música de Bach, de Mozart, de la India, de los Beatles; esquemas de anatomía, sonidos de lluvia, de trenes, de aviones, de pájaros, elefantes y del código morse y hasta el sonido de un beso humano para que sea recibido por el lejano habitante de otras galaxias. Las Voyager viajan hoy a 100.000 km. por hora, en la total oscuridad del espacio, soportando una temperatura de 200 grados bajo cero . Dentro de 296.000 años una de ellas pasará a 4 años luz de sirio, la estrella más brillante del cielo.
Escuchado en Radio Milleniun

¿Has pensado en la posibilidad de dejar un legado para la posteridad?
¿Te hace sentido esto de la trascendencia?
¿Has pensado alguna vez qué sabrán de ti tus choznos?
¿Te gustaría que las generaciones futuras te recordaran por algo más que tu nombre, tu fecha de nacimiento y tu foto?
¿Crees que esto es posible?
Yo considero que es mucho más fácil de lo que te imaginas, la diferencia la hace solo el proponérselo.
Existen muchas formas de dejar un legado, de hecho, existen muchos tipos de legado. Sólo necesitas tomar la decisión y planificar cómo lo vas a hacer.

Algunas cosas se hacen tan nuestras
que las olvidamos.
Antonio Porchia

Para empezar puedes preguntarte: ¿por qué te gustaría ser recordado por la posteridad?
¿Qué te gustaría dejar en este mundo, algo que nadie más que tú pudiera hacer? Otros podrán dejar cosas similares, pero nunca serán las tuyas.
¿Con qué te gustaría contribuir en este mundo?
Antes de que puedas comenzar a dar necesitas priorizar y elegir qué vas a hacer importante
Muchos consideran que su vida ha sido tan rica en experiencias que dejan un diario o escriben un libro pensando que esas mismas experiencias pueden servirles a las generaciones futuras.
A mí es una de las cosas que más me motiva para escribir: pensar en la posibilidad de compartir con mi herencia un registro de los momentos que más me importaron y los hechos que más me impactaron.

Existen únicamente dos maneras de vivir la vida.
Una es como si nada fuese milagro.
La otra, como si todo lo fuese.
Albert Einstein

Otros piensan en las generaciones futuras cuando arreglan un jardín o un parque y siembran plantas con el objetivo de verlas crecer y de dejar un hermoso paisaje para que pueda ser visto en el futuro. Por ejemplo, los que siembran dátiles saben que ellos no los van a recoger, los siembran para las futuras generaciones.
Otros lo hacen por medio de donaciones o trabajos en lugares de caridad.
Otros dedican su vida a la crianza de sus hijos y lo piensan como el mejor aporte que podrían hacer.

No hay final.
No hay principio.
Sólo la infinita pasión de la vida.
Federico Fellini

Quizás podría ayudarte pensar que te gustaría ver escrito en tu lápida:
Aquí yace…… Que en vida fue…… e hizo:
Es más, un gran ejercicio el practicar escribir tu propia lápida para reconocer que es lo que quieres hacer importante.
Todo este “Legado” va a tener valor en la medida que tú se lo des. Una de las inquietudes del Coaching es trabajar con su cliente de tal manera que le de valor a su vida y sentido a lo que hace. A veces nuestro mayor trabajo es asistir a descubrir cuál va a ser su propósito y qué quiere dejar en el mundo.
La fuerza que impulsa la necesidad de dejar un legado es el amor a la gente y la pasión por pasar a la posteridad.

Un hombre no puede dejar mejor legado al mundo
que una familia bien constituida.
THOMAS SCOTT.

A mí me gustaría proponerte un ejercicio:
Recuerda las naves del principio y piensa:
¿Qué pondrías en ellas si quisieras dejar un legado para la humanidad?
¿Cómo podrías hacerlo para que ella en el futuro y con los medios que tengan disponibles puedan aprovechar este legado y conocer de ti que en el año 2018 estabas pensando en ellos?

Yo en lo personal hace años que “construyo ese regalo”. En él no solamente guardo la copia de mis libros y de mis escritos sino de una cantidad de cosas que acopio, porque sé que en el futuro tendrán mucho valor. Hay fotos, hay historias, hay anécdotas familiares y algunas de nuestras más valiosas posesiones. No creo tener la posibilidad de conocer ni a mis tataranietos ni a mis choznos por eso construyo esta “nave” donde les paso mi legado en todas sus formas, para que ellos sepan que hoy en el 2018 esta simple muchachita está pensando en ellos y quiere dejarles una pequeña fortuna en sabiduría y valores.

Plantar un árbol
Escribir un libro
Tener un hijo
Donar un órgano
Dejar un Legado

Merecer la vida es erguirse vertical
Más allá del mal y de las caídas.
Es, igual que darle a la verdad
Y a nuestra propia libertad, la bienvenida
Eso de durar y transcurrir
No nos da derecho a presumir
Porque no es lo mismo que vivir,
Honrar la Vida
Marilina Ross

 

 

Publicado en 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *