Conversando con un Coach #751 “Capacidad de Adaptación”

Un río transcurría tranquilamente atravesando campos, valles y montañas. Un día, después de realizar un largo viaje llegó a un lugar que nunca antes había visto: un desierto.
Su desconocimiento del terreno no le impidió seguir con su meta de seguir adelante para llegar al mar, así que empezó a atravesar las arenas secas de esas tierras. Si embargo aquel terreno era extraño. Tan pronto entraban sus aguas en la arena, éstas desaparecían. Pero sin pausa el río tenía que continuar su camino, así que siguió intentándolo. Estaba convencido de que su destino era llegar al mar, pero no sabía cómo hacerlo y cuando ya estaba a punto de desesperarse escuchó una voz.
– Si sigues intentándolo de esta manera, acabarás desapareciendo o convertido en pantano. Deja que tu hermano el viento te ayude a llegar a tu destino.
Esta era una idea complicada de aceptar para el río, que siempre había avanzado sin ayuda de nadie… ¿cómo era posible que ahora no pudiera?
– Muy bien y si lo hago cómo llego al mar?
– El viento cumple su función. Eleva el agua, la lleva al mar y deja que caiga en forma de lluvia.
El río se sorprendió al transformarse para seguir siendo él mismo y entendió que su esencia es ser agua, sea en el estado que sea.

El concepto de inteligencia ha ido evolucionando con los años: Primero el coeficiente intelectual era lo importante, hasta que en los 90 irrumpió la Inteligencia Emocional con Goleman. Sin embargo la aceleración de la tasa de cambio que estamos viviendo hace más importante nuestra capacidad de adaptación.
Si sólo no definimos por los títulos que obtuvimos, o nuestra experiencia laboral o el reconocimiento social estamos frente a un problema para mostrar nuestra capacidad de adaptación a esta era digital. El pasado ya no puede ser usado como referencia para construir futuro.

La Inteligencia Adaptativa es el cruce
entre la Inteligencia Intelectual, que nos brinda racionalidad.
La inteligencia Emocional que nos da sentido
y la Inteligencia Intuitiva que nos da motivación.
Luciana Reznik

El cambio de paradigmas nos pide abandonar expectativas y autoexigencias reconociendo que ya no podemos planificar el futuro, sino que tenemos que esperar que el mismo aparezca y adaptarnos a lo que va siendo, pivoteando en la creación de oportunidades. No hablamos de someternos, sobre adaptarnos o resignarnos sino de aprender a aceptar lo que pasa y hacer algo innovador con esto.

Hoy creo que para la era digital
es necesario contar con múltiples personalidades
y poder moverse entre ellas con flexibilidad.
Ingrid Astiz

Te diste cuenta de que cuando le encuentras la vuelta a algo, esto cambia y necesitas volver a empezar?
O cuando aprendes a manejar un aparato, el mismo cambia de modelo y necesitas aprender otra vez?
O cuando realizas un trabajo de una manera determinada el mercado cambia y necesitas hacerlo de otra?
Es como si el cambio nos corriera en forma permanente y no nos diera tregua.
Nos cansamos, protestamos, nos enojamos. Pero esto no nos ayuda.
Qué es lo que necesitamos cambiar?

El mayor asesino de una empresa
es el rechazo a adaptarse a los cambios del contexto.
Bill Gates

Primero aceptar que el cambio no depende de nosotros y que el mismo va a ocurrir nos adaptemos a él o no. Es como un auto que pasa, si nos subimos vamos con él y si no él sigue igual.
Por lo que reconocer qué depende de nosotros y qué no, nos puede ayudar en este cambio de paradigmas.
Por otra parte, saber desempeñar varios roles o siendos y no quedarse pegados a uno sólo también puede ser de gran ayuda.
Necesitamos tener un eje sobre el que apoyarnos o un ancla que nos sostenga para poder pivotear sin perder nuestro objetivo. Este debería ser un mecanismo que te oxigene como podría ser un deporte o un hobby o caminar al aire libre.
Y después no perder de vista que la acción es lo único que nos traerá resultados. Por lo tanto, necesitamos aprender haciendo y es en la acción que le iremos encontrando la vuelta a las cosas.

La Inteligencia es la habilidad para adaptarse al cambio.
Stephen Hawking

 

Publicado en 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *