Conversando con un Coach # 749 “Tenacidad”

Dos ranitas cayeron en un tambor que contenía leche. Aunque eran buenas nadadoras, después de un tiempo empezaron a cansarse. Y cuando intentaron salir, descubrieron que estaban muy lejos del borde como para alcanzarlo de un salto.
Una de las ranas se desesperó. No puedo más, jadeaba, no saldremos vivas de aquí.
Resiste, resiste, le respondía la otra. Ya encontraremos una salida. No debes abandonar. Sigue nadando, busca mantenerte a flote.
Un rato más tarde una de ellas renunció a continuar esforzándose,
Y se hundió.
Su valiente compañera siguió nadando, con la energía que da la confianza en sí misma. Y tanto nadó y nadó, que la leche comenzó a cuajarse por el batido de sus patas hasta convertirse en manteca sólida.
Y en ella pudo hacer pie para dar el salto que la sacó de la trampa.

La tenacidad puede ser interpretada como el espíritu de la gente que no se detiene por las circunstancias en contra, siendo ella justamente la fuerza conductora para el crecimiento y la transformación personal.
¿Sabías que Abraham Lincoln:
En 1831 quebró en sus negocios
En 1832 perdió las elecciones para la legislatura
En 1834 volvió a fracasar en sus negocios
En 1835 murió su novia
En 1836 tuvo un quiebre emocional por el que necesitó internación
En 1838 perdió por segunda vez en la carrera política
En 1843 fue derrotado en el Congreso
En 1846 fue derrotado en el Congreso
El 1848 fue derrotado en el Congreso
En 1855 fue derrotado en el Senado
En 1856 fue derrotado cuando se postuló para Vicepresidente
En 1858 fue derrotado nuevamente en el Senado
¿Y recién en 1860 fue electo presidente?

¿Puedes ver a partir de este ejemplo la diferencia entre decir he fracasado tantas veces y decir soy un fracasado?

Podríamos decir que Abraham Lincoln era un tipo “ incansable”, sabía lo que quería y aunque seguramente cada uno de sus “fracasos” lo tumbaba por momentos, ninguno de ellos logró quitarle las ganas de volver a empezar.

Mi fuerza se apoya únicamente en mi tenacidad. Louis Pasteur

Si nos detenemos a buscar donde reside el poder de este tipo de personas podemos concluir que dan vuelta alrededor de las siguientes características:

1. Tienen claro su propósito
2. Siguen el llamado de su corazón
3. Accionan con pasión
4. Viven con una actitud de responsabilidad
5. Creen en ellos mismos y en sus ideas
6. Tienen una actitud abierta al aprendizaje de sus fallos
7. Se capacitan permanentemente
8. Saben pedir ayuda
9. Construyen un equipo de apoyo
10. Buscan soluciones creativas
11. Buscan la maestría de los fallos.
12. Y perseveran no importa cuales sean los desafíos a los que la vida los
enfrenta

“Si simplemente te niegas a abandonar
Entonces no puedes fallar”

Veamos un poco en detalle algunas de ellas:

PROPÓSITO: ¿De qué manera podrías descubrir tu propósito? Quizás pensando por qué hechos y acciones te gustaría ser recordado por la posteridad. El propósito es esa pequeña luz que ilumina tu camino cuando todo parece haberse apagado
LLAMADO: ¿Cómo escuchar a tu corazón y dejar que sus llamadas guíen tus pasos? Quizás priorizando la relación contigo mismo, eligiéndote
PASIÓN: ¿Tienes identificado qué es lo que despierta la pasión en tu vida, qué te mueve al entusiasmo, qué es aquello que amas mas allá de todo, para poder dirigir hacia allí tus pasos?
RESPONSABILIDAD: ¿Cómo sería dejar de culpar a los demás por lo que te pasa y frente a cada situación poder declarar YO SOY EL ORIGEN DE MIS RESULTADOS y a partir de ahí accionar?
CREATIVIDAD: Hay muchas maneras de desarrollar la creatividad. Creyendo que siempre hay una solución para todo y buscándola. La creatividad es como un músculo que puedes desarrollar ejercitándolo.
PERSEVERANCIA: Yo pienso que siempre hay una recompensa detrás de la perseverancia. Si yo tuviera que decirte cuál fue la clave de mi éxito te diría que fue la perseverancia. Cuando analizo los logros de mi vida y pienso cuál fue la cualidad que me apoyó para conseguirlos te diría que fue la perseverancia.

Cada día puedes repetirte que no importa cuanto te cueste llegar o lo difícil de la tarea que te propongas TU PUEDES LOGRAR TU PROPÓSITO volviendo a empezar.

Nunca abandones.
Fracasas cuando eliges no volver a empezar.
Si no te rindes, jamás puedes fallar

Esta es una versión revisada de mi Newsletter #13 y la repito en honor a esa persona que tras leerla me escribió diciendo que la leche nunca se puede convertir en manteca, que sólo la crema lo hace.
Gracias Margarita por tu comentario ya que a partir de él te conocí y hoy 18 años después sigues siendo una excelente amiga.

 

Publicado en 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *