Conversando con un Coach #744 “Basta”

Érase una vez una niña que vivía en un pueblito de Suiza. Su madre la adoraba, pero vivía siempre preocupada de que algo malo le pasara.
Tal era su obsesión por protegerla, que una mañana decidió meterla en una cajita de cristal. Al menos allí la mantendría fuera de cualquier peligro.
A través de un agujerito, le pasaba cada día la comida y el agua para beber. Si hacía buen tiempo, llevaba la caja hasta el jardín. Allí la niña se sentaba a mirar el paisaje, veía volar las mariposas, escuchaba el trino de los pájaros y se quedaba contemplando el bello cielo azul. Si hacía frío o llovía, ponía la caja en el comedor.
La niña sólo miraba, sentadita tras el cristal. No podía correr ni jugar.
Con el paso del tiempo, empezó a debilitarse. Cada día estaba más pálida, ojerosa y triste. Dejó de interesarse por lo que sucedía a su alrededor y ya nada le importaba.
Un día la madre tuvo que ausentarse y la dejó junto a la puerta que daba al jardín. Un grupo de niños jugaban afuera y sin querer tiraron su pelota contra la caja de cristal que se rompió en mil pedazos.
La niña sintió una ráfaga de aire fresco en la cara, aspiró el aroma de las flores y escuchó fascinada el canto de las cigarras, que casi había olvidado. Después, descalza como estaba, empezó a corretear y a tirarse sobre la hierba para sentir su frescor ¡Qué felicidad! El color regresó a sus mejillas y sus ojos recobraron el brillo de antaño mientras jugaba con los niños.
Cuando su madre apareció al principio se asustó, pero al descubrir que su pequeña estaba riendo y saltando tan llena de vida, se acercó, la abrazó con mucho amor, y fue a buscar una escoba para barrer los cristales y olvidarse de la caja, para siempre.

A qué te gustaría decirle basta este año?
Basta de culpas?
Basta de excusas?
Basta de postergaciones?
Basta de sufrimientos sin sentido?
Basta de desconfianza!!

Desde la mirada del coaching ontológico la palabra basta es un acto del habla llamado declaración que nosotros llamamos fundamental porque anuncia el comienzo de un quiebre en la transparencia en que vivimos.
El quiebre vive en la interpretación que hacemos de ese momento en que consideramos que algo cambió para nosotros internamente y, aunque no siempre son bienvenidos por la incomodidad en que nos meten, siempre son la antesala de los cambios. Todos los cambios en nuestra vida han sido precedidos por un basta! Suficiente para mi!! Ya no quiero mas de esto!!

Hay una gran diferencia entre rendirse y
declarar que ya fue suficiente!!

La mayoría de las personas no saben lo que es posible para ellos. Sin darse cuenta se enfocan en sobrevivir en lugar de hacerlo en prosperar. Se comprometen con lo ordinario, con lo de todos los días, sin considerar que podrían hacerlo con lo extraordinario.
Aunque conformarse con “lo suficientemente bueno” nos hace sentir seguros, no lo es. Ya que compromete nuestras oportunidades de crecimiento mental o espiritual, fomenta el estancamiento y nos ayuda a colocarnos en un papel de víctima.

Basta de cosas a medias!!
Quieres o no quieres!!
Te gusta o no te gusta!!
Te quedas o te vas!!
Fin.

Ya es hora de declarar Suficiente! Basta!!!
Y de abrirnos las puertas a un nuevo nivel de conciencia, compromiso y confianza con nosotros mismos.
La mayoría de nosotros pasamos nuestros días haciendo lo mismo que hicimos ayer. Nos movemos por la vida en piloto automático. Nos hemos convertido en criaturas de hábito en lugar de ser creadores conscientes. Ya no nos cuestionamos si lo que estamos haciendo está dirigido a nuestras motivaciones o si nuestras acciones son efectivas y nos ayudan a lograr lo que queremos.
Cuánto tiempo dedicaste la semana pasada a concretar tus sueños!!
Basta!!!! Es hora de sintonizar nuestra antena.

Basta!!!
Gritaron el corazón y el cerebro al mismo tiempo
Por fin estaban de acuerdo.

Identifica una situación en la que sientes que te estás conformando con lo que hay. Una circunstancia en la que te veas jugando a lo seguro y conocido. Donde no veas el compromiso con tu grandeza
Desafíate declarando “¡Ya es suficiente!” Y afronta una nueva manera de aparecer en tu vida en la que te veas más auténtico y poderoso.
Aprende a pensar fuera de la caja!

Basta de mentiras!!!
Basta de hipocresía!!

Hoy, identifica un comportamiento en el que te involucres automáticamente. Te acerca a tus objetivos? Te aleja?
Obsérvate en tu hábitos, esos que haces casi sin pensar, esos que no te cuestionas habitualmente.
Ponte a prueba, haz un cambio … Observa qué sucede!
Dices que sí cuando quieres decir que no? Siempre llegas tarde?
Es hora de llevar tu atención a cada una de tus acciones.

 

Basta de pensar mucho y hacer poco!!
Basta de pensar mucho y sentir poco!!

 

 

 

Publicado en 2018, Newsletters.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *