Conversando con un Coach #768 “Trascender”

Una vez un rey construyó una gran carretera para favorecer el traslado de sus súbditos y quiso inaugurarla desafiando a su gente a atravesarla de la “mejor manera posible” y ofreció un hermoso cofre, lleno de monedas de oro, para el que así lo hiciera.
Algunos la atravesaron en finos carruajes, otros pensaron que el tema pasaba por las ropas que usarían. Algunos encargaron zapatos especiales para hacerlo, otros caminaron descalzos como prueba de la belleza de sus pies.
Durante todo un día los cortesanos encontraron diversas maneras de caminar dicha carretera en busca de lo que el rey había querido significar con “la mejor manera posible”.
Algunos protestaron porque casi llegando al final descubrieron una cantidad de piedras bloqueando el camino, lo cual hacía más difícil el reto.
Al finalizar el día un caminante, que alcanzó la línea de llegada, se presentó al rey con mucho respeto, aunque se lo veía muy sucio y cansado, y le dijo: Me detuve unos momentos a sacar unas piedras que encontré en el camino y debajo de ellas estaba este lingote de oro y se lo traje para que lo devolviera a su verdadero dueño.
El rey le dijo que él, era el verdadero dueño de ese lingote; y que ese era parte del premio que él había ganado por haber vencido su reto.
Aquel que atraviese el camino de la mejor manera posible, es para mí aquel, que deje el camino mejor de lo que lo encontró, para aquellos que lo seguirán.
Recordemos estas sabias palabras a medida que viajemos en el camino de nuestra vida.

Desde la mirada que he desarrollado en mi trabajo profesional he observado que el trascender es sólo el deseo de unos pocos que sienten este llamado, por lo general desde corta edad, ya saben que han sido elegidos para hacer algo más importante que ellos mismos y pasan parte de su vida descubriendo cuál es esa tarea, que deben dejar hecha antes de partir.
Mi invitación es que te observes en este deseo y, si lo tienes, que lo enfrentes sin miedo, con la seguridad que el camino te será mostrado y sin lugar a dudas, podrás entender las señales.

“La vida, para mí, no es una vela que se apaga.
Es más bien una espléndida antorcha
que sostengo en mis manos durante un momento,
y quiero que arda con la máxima claridad posible
antes de entregarla a futuras generaciones.”
George Bernard Shaw

Hay personas que describen este “llamado” como una fuerza impresionante que pugna por salir. Algunos la sitúan en el estómago, otros en el corazón, pero todos me muestran que al hablar de dicha energía se emocionan sintiendo una pasión y un entusiasmo que ninguna otra cosa les despierta en la vida.
Saben que esa fuerza es el sentido de su vida y buscan la manera de ponerle nombre y de guiar sus pasos hacia ella.
Hablan de entrega, de contribución, y sostienen que la calidad de su vida se reducirá simplemente a la calidad de lo que han aportado.

Anímate a ser diferente,
a buscar tu propio sentido,
a dar rienda suelta a tu pasión.
Anímate a crear, a equivocarte,
aprender y re-aprender.
No permitas que la cotidianeidad te asfixie lentamente.
Date la posibilidad de descubrirte a ti mismo
y descubrir el valor de cada día.
No esperes al futuro, constrúyelo en cada momento.
Escucha tu propia música.
Vive hoy !!!

Cuando tenía cuatro años mi abuela me enseñó a escribir y muy pronto descubrí que ese sería mi camino. No creas que me resultó fácil ya que apenas lo sentí y lo comuniqué a mi familia, no tuve mucho apoyo de ellos. Hasta escuché burlas sobre mis pensamientos. Yo quería, por medio de la escritura, llegar a comunicar todos los pensamientos que en mi cabeza bullían por salir. Sabía que ellos podían ser de utilidad para los demás, pero en esa época yo solo tenía seis años y no era visto con buenos ojos que a esa altura de mi vida yo tuviera este tipo de preocupaciones. Por lo tanto, y para encuadrar en el mandato familiar postergué mi anhelo hasta que fui mucho más grande y pude enfrentar el qué dirán con otra filosofía.
Te cuento esto para que escuches de una manera especial lo que te cuentan tus hijos respecto de sus más queridos anhelos. Y dentro de tus posibilidades busques no minimizarlos.
La trascendencia no es una preocupación sólo de gente grande, suele aparecer a muy corta edad.

Muchos son los llamados
y pocos los elegidos
La Biblia

¿Crees que en la vida hay algo más grande que el lugar al que has llegado?
¿Sientes un llamado y aún no has podido descifrar su mensaje?
¿Quieres ser ejemplo de generaciones venideras?
¿Piensas y te preocupas por dejar algo para tu descendencia?
¿Consideras que tu vida puede ser un factor de cambio para la humanidad?
¿Estas preocupado por el planeta y por la supervivencia de todos los seres vivos?
¿Te inquietan la violencia que hemos desarrollado y la falta de valores en la que estamos cayendo?
¿Consideras que tú puedes hacer una diferencia en cualquiera de estos ámbitos?
Entonces trascender también es para ti.
Trascender es preocuparse y ocuparse porque las generaciones que nos sobrevivan encuentren huellas que puedan seguir, que les marquen por dónde es el camino, haciendo algo que les apasiona.

Un hombre no puede dejar mejor legado al mundo
que una familia bien constituida y
dirigida por altos valores morales.
THOMAS SCOTT

Conversando con un Coach #767 “Vocación”

Había una vez un hermoso jardín, con manzanos, naranjos, perales y bellísimos rosales. Todo era alegría en el jardín, excepto por un árbol que estaba profundamente triste.
Tenía un problema: “No sabía quién era, ni qué tenía que hacer.”
El manzano le decía que era muy fácil hacer sabrosas manzanas.
“¿Por qué no lo intentas?”
No lo escuches, le decía el rosal. Es mejor tener rosas.
¿No ves que bellas son?”
Y el árbol desesperado, intentaba todo lo que le sugerían, pero como no lograba ser como los demás, se sentía cada vez más frustrado.
Un día llegó al jardín un búho, la más sabia de las aves, y al ver la desesperación del árbol, exclamó: No te preocupes, tu problema no es grave, muchos seres sobre la tierra lo tienen. Yo te mostraré una nueva posibilidad: “No dediques tu vida a ser como los demás quieren que seas… Busca ser tú mismo, conociéndote y escuchando tu voz interior, ella te dirá cuál es tu vocación.”
Y dicho esto, el búho desapareció.
¿Mi voz interior…? ¿Ser yo mismo…? ¿Conocerme…? ¿Vocación…? Se preguntaba el árbol desesperado, cuando de pronto, comprendió…Y cerrando sus ojos y sus oídos, pudo abrir su corazón, y escuchar una voz interna diciéndole:
“Tú jamás darás manzanas porque no eres un manzano, ni florecerás cada primavera porque no eres un rosal. Eres un roble, y tu destino es crecer grande y majestuoso. Dar cobijo a las aves, sombra a los viajeros, belleza al paisaje…Esa es tu vocación..
Es para lo que has nacido: “Descubre como manifestarla”.
Y el árbol se sintió fuerte y seguro de sí mismo y se dispuso a ser todo aquello para lo cual estaba destinado. Así, pronto creció y fue admirado y respetado por todos. Y sólo entonces el jardín fue completamente feliz.

Yo me pregunto al ver a mi alrededor:
¿Cuántos serán robles y no se permiten a sí mismos crecer?
¿Cuántos serán rosales y por miedo al desafío sólo dan espinas?
¿Cuántos naranjos no aprendieron a florecer?
¿Cuánta energía desaprovechada?
En la vida, todos tenemos una tarea que realizar y para poder cumplirla hemos sido dotados con dones y talentos que necesitamos descubrir y desarrollar para poder cumplir con nuestra misión y es realizando esa tarea, donde nos encontraremos con nuestra vocación: Aquello que nos apasiona, nos llena de entusiasmo, saca lo mejor de nosotros mismos, nos resulta fácil y placentero: aquello para lo cual hemos nacido…

No permitamos que nada ni nadie
nos aleje de la búsqueda
de nuestra vocación.

¿Puedes imaginar el costo emocional de no aprovechar a fondo todos tus talentos, de nos disfrutar de la pasión y el entusiasmo que surge frente a la tarea, cuando ellos se manifiestan, de no poner en juego toda nuestra inteligencia a disposición de la causa que elijamos?
La vocación justamente es el emergente de la frustración que muchos sienten al no encontrarle sentido a lo que hacen. Es como una voz interna que te muestra y te guía hacia lo que eres llamado.

Cuando nos inspira un gran propósito
o un proyecto extraordinario,
todos nuestros pensamientos rompen sus límites.
La mente trasciende las limitaciones,
nuestra conciencia se expande en todas las direcciones
y nos encontramos en un mundo nuevo,
grande y maravilloso.
Los Sutras Yoga de Patanjali.

Seguramente ya te estarás preguntando:
¿Cómo hago yo para encontrar mi vocación?
¿Cómo hago yo para encontrar qué alimenta mi pasión y me llena de entusiasmo?
¿Cómo hago para tener tiempo de escuchar mi voz interna en medio de tanto ajetreo cotidiano y tanto ruido existencial?
Y lo que puedo decirte es: que sólo lo tienes que hacer importante, elegirlo, enfocándote en su búsqueda sin abandonar hasta no encontrarlo, ya que cuando lo logras, tu vida se sube a una alfombra mágica que te puede llevar por confines del mundo, nunca imaginados por ti.

Dentro de cientos de años,
cuando la historia de esta época se escriba,
es probable que el acontecimiento más importante
para los historiadores, no sea la tecnología.
Sino que por primera vez las personas
podrán elegir y
tendrán que gestionarse a sí mismas.
Peter Drucker.

Víctor Hugo decía que no hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su momento y yo estoy segura de que si lo dicho en esta newsletter ha resonado en tus oídos y sigue aun latiendo en tu corazón: TU MOMENTO HA LLEGADO.
¿Qué es aquello que hace tiempo quieres hacer?
¿Cuáles son los talentos que has desaprovechado hasta el momento?
¿Qué es lo que tanto te apasiona y te hace vibrar?
¿Qué te detiene para ponerlo en marcha?
¿Qué te impide elegir?
¿Qué hace que no puedas ELEGIRTE?

Una embarcación se dirige a Oriente y otra a Occidente.
Y soplan los mismos vientos.
Es la posición del velamen, y no los vendavales,
lo que nos marca el rumbo a seguir.

Como los vientos del mar, es el destino;
cuando viajamos por la vida.
Son las elecciones del alma,
las que logran alcanzar la meta.
No es la calma, ni la lucha.
Ella Wheeler Wilcox

Conversando con un Coach #766 “Centrado”

Un adolescente estaba sentado en el jardín con su abuelo.
Estoy sacando notas excelentes dijo y mis profesores me ven un gran futuro, sin embargo, no me siento feliz.
Una vida feliz es como un círculo perfecto, respondió su abuelo tomando una piedra y una ramita de un árbol. Puso la piedra en el suelo y usando la rama a modo de compás trazó un círculo perfecto con la piedra como centro.
Cuando tienes un centro fijo y firme entonces tu círculo podrá ser perfecto, dijo el abuelo. En cambio, si el centro se está desplazando constantemente, te resultará muy difícil dibujar un círculo.
Hoy mucha gente recibe una buena educación y realiza una carrera exitosa, pero no establece un centro espiritual alrededor del cual pueden girar las actividades de su vida.
Especialmente en estos tiempos tan turbulentos uno necesita un centro así.
Cuando tengas un centro, hijo y este sea claro para tí todo lo demás fluirá naturalmente y te resultará más fácil encontrar la felicidad porque sabrás donde buscarla.

A qué llamamos centro?
Sostengo que este es un espacio muy amplio que está formado entre otras cosas por:
La conexión con nosotros mismos y nuestro Ser Superior.
El contacto con nuestros sueños y nuestros objetivos.
La relación que tengamos con nuestros talentos, nuestros dones y nuestras capacidades.
Dicho en otras palabras, podríamos decir que nuestro centro está formado por la relación que mantenemos con nosotros y la habilidad de saber hacia dónde vamos: quiénes somos y cuáles son nuestros sueños.
Cuando esto es claro para nosotros nos resulta fácil delimitar nuestro círculo de influencia.

El poder es sostenerte fuertemente en tu propio centro
y vivir en tu corazón. SARK

El círculo de influencia es ese espacio que nos permite reconocer nuestra responsabilidad de hacer que las cosas sucedan, es el espacio en el que invertimos nuestro tiempo y nuestra energía, es el espacio en donde están aquellas cosas acerca de las cuales tenemos control directo para cambiar. Es el espacio que depende de mí.

No podemos controlar el viento,
pero si podemos orientar las velas.

No importa lo que esté sucediendo afuera. No importa cuáles sean las circunstancias. Tú puedes volver a ese espacio donde todo depende de ti mismo, de tu forma de pensar y de tu forma de ver las cosas.
Cuando sales de este círculo entras en otro que es el que llamamos círculo de preocupación que es el espacio donde las cosas dependen de los demás y nosotros no tenemos influencia.
Estos dos círculos están relacionados entre sí y a medida que uno crece el otro se achica.
Cada vez que estés haciéndote problema por algo que no tengas injerencia estará creciendo tu círculo de preocupación y cada vez que busques alternativas que dependan de ti estarás ampliando tu círculo de influencia.

He aprendido de la experiencia
que la mejor parte de nuestra felicidad o miseria
depende de nuestra disposición y no de nuestra circunstancias.
MARTHA WASHINGTON.

Me gustaría mostrarte esto con un ejemplo: pensemos en Ghandi y cómo mientras sus acusadores lo criticaban él expandía su círculo de influencia entre los campesinos en forma silenciosa, lenta e imperceptible. Aunque no tenía ningún cargo ni posición política por medio del ayuno y la persuasión moral finalmente puso a Inglaterra de rodillas.
Ghandi no se quedó pensando en el poder que tenía Inglaterra, no se quedó pensando en la manera en que los ingleses lo trataban, ni siquiera le dio importancia a conversaciones internas que decían que lo que él pretendía era difícil o imposible. Él hizo importante su sueño de liberar a la India, él hizo importante lo que podía hacer y al hacerlo el “milagro” se produjo. Centrándose en él mismo, en su capacidad de hacer y en el poder que esto le otorgaba. Desde su “pequeño mundo” conquistó al GRAN MUNDO. Sólo se enfocó en hacer crecer su círculo de influencia.

Creer que lo que no ha ocurrido hasta ahora
no ocurrirá jamás;
es no creer en la dignidad del hombre.
GHANDI

Estamos viviendo una época de muchas turbulencias donde los problemas están a la orden del día.
¿Qué haces importante frente a ellos?
Tu capacidad, tus competencias, tus sueños, lo que puedes hacer?
O la conversación interna que te deja como víctima de las circunstancias frente a lo que no puedes cambiar.

Sólo los que están dispuestos a ir lejos
sabrán lo lejos que pueden llegar.
Y, hasta que no extiendas tus alas,
nadie puede saber lo alto que llegarás.

Todo hemos nacido con alas.
En tiempo de dificultad, despliégalas.
KEVIN MEYERS.

Conversando con un Coach #765 “Estar Presente Aquí y Ahora”

Esta es la historia de un niño extremadamente ansioso, que no podía esperar. Si iba a la escuela, en cuanto llegaba quería que la clase ya terminara, y empezara el recreo o si llegaba a su casa quería que la comida estuviera lista ya. Su vida era así siempre esperando el próximo momento.
Un día, mientras iba caminando a la escuela se encontró con un Hada que le regaló una cajita diciéndole: “esta es una cajita mágica. Tiene una cinta de plata adentro, de la cual podrás tirar cada vez que quieras acelerar el paso del tiempo. No la podrás volver atrás y tanto como tires de ella será el tiempo que pase”.
El niño le agradeció y se fue loco de contento, pensando: “Qué bueno, ahora no tendré que esperar más y podré elegir qué momentos quiero vivir y cuáles no.
Cuando llegó a la escuela y la maestra le dijo buen día, el niño pensó: que termine ya!
Entonces tiró de la cinta y apareció la maestra diciendo: Hasta mañana niños! Perfecto! resultó.
Y así hizo con todo lo que le molestaba esperar. La comida, el cumpleaños, la escuela, etc, y se puso práctico en hacer pasar exactamente el tiempo que quería.
Pasó el tiempo y no quiso esperar a crecer para ponerse de novio con esa nena que tanto le gustaba, entonces.. un buen tirón y ya era un joven y ella una hermosa jovencita, y eran novios. y por suerte la escuela ya se había terminado. Entonces decidió casarse, y esperar un niño, pero nueve meses.. era mucho.!! Otro tironcito, y ya tenía su bebé, y la mujer sin su panza, pero…aparecieron los pañales y el llanto a la noche, …entonces otro tirón y .. ya tenía un niño de seis años que podía jugar con él, que se bañaba solito, pero pensó que ahora venía lo peor acompañarlo a estudiar por lo que dio otro tironcito y apareció jubilado, ya no tenía que trabajar más, su hijo había terminado de estudiar, pero… ya no estaba en casa, era un adulto con su propia familia. Su propia mujer había envejecido, él mismo estaba canoso, su madre había muerto, y él no tenía recuerdos de su vida.

Qué horror, su vida estaba terminando y él se la había perdido por su tremenda ansiedad!!
En eso despertó dándose cuenta que lo que vivió fue una horrible pesadilla

¿Como disfrutar la vida valorando el momento presente?
Si yo te dijera que recuerdes días que marcaron tu vida es probable que lo que solo recuerdes sean algunos momentos de esos días.
¿Y por qué tenemos tan poquitos de esos momentos?
¿No será porque los dejamos pasar? Dando por obvio que otros vendrán.

No te preocupes por el día de mañana.
Mañana se ocupará de sí mismo
San Mateo

Lamentablemente vivimos sin conciencia de esos tesoros que viven en el momento presente.
Piensa: ¿cuántos momentos vives en forma automática, sin darte cuenta de ellos?
¿Tienes conciencia de la salud y la riqueza que posees?
Plena conciencia es ese grado de alerta que tenemos cuando estamos absolutamente presentes con lo que está pasando, alineados, enfocados y atendiendo todo lo que está ocurriendo en el aquí y ahora.

La vida es lo que ocurre …
cuando hacemos otros planes

Algunos enemigos que podemos encontrar para estar plenamente conscientes y perdernos esos momentos:
Estar apurados, ya que cuando estoy apurado tengo conciencia de que el futuro es más importante que el momento presente.
Comparar permanentemente el presente con el pasado.
Dejar cosas incompletas.
Postergar el disfrute, el reconocimiento y el agradecimiento.

En cualquier momento solo una de estas dos cosas pasa.
O estas aceptando lo que sucede,
o lo estas negando o resistiendo.

Algunas prácticas diarias que te pueden llevar a estar más plenamente consciente del momento presente son:
Buscar estar centrados.
Aquietar el murmullo externo para buscar la paz interior.
Meditar diariamente.
Proponernos estar en silencio unos minutos por día, para escuchar nuestra propia voz de la intuición.
Darse tiempo para cada cosa.
Ir más despacio.
Revisar el día y reconocer los momentos.

La flor, el cielo o el ser amado
solo se encuentran en el momento presente

Conversando con un Coach #764 “19 Años”

Érase una vez un hombre que construía un faro en medio del desierto.
Todos se burlaban de él y lo llamaban loco.
¿Para qué servirá un faro en medio del desierto?
– se preguntaban.
El hombre no hacía caso y seguía callado haciendo su labor.
Un día por fin terminó de construirlo.
En la noche sin luna y sin estrellas el espléndido rayo empezó a girar en las tinieblas del aire, como si la vía láctea se hubiera convertido en un carrusel.
Y sucedió que en el momento que el faro comenzó a dar su luz, surgió de pronto en el desierto un mar iluminado por un río de luz y hubo en el mar buques, transatlánticos, paso de ballenas, puertos con mercaderes, y sirenas cantando hermosas canciones…
Todos se asombraron, menos el constructor del faro.
Él sabía que, si alguien enciende una luz en medio de la oscuridad, al brillo de esa luz surgirán… muchas maravillas.

Con esta Newsletter yo solo construí el faro. Ustedes, mis lectores, son las maravillas que fueron surgiendo al encenderlo y poner en práctica todo lo que a lo largo de estos diecinueve años, desde estas páginas mostré.
Es curioso observar como cuando estamos en nuestro camino, haciendo lo que tenemos que hacer, todo fluye y parece maravilloso.
Yo escribo lo que escribo, pero tú lector, lees lo que necesitas leer y esta magia que muchas personas creen que es mía, en realidad les pertenece a ustedes que saben adaptar mis palabras a vuestras necesidades creyendo que lo que yo escribí lo hice especialmente para cada uno de ustedes.

La magia de escribir está en su sorprendente destino.
Apareces entre la gente
sin estar efectivamente.
Entras en sus almas sin tocar la puerta.
Te escuchan como si fueras versado.
y te reciben
como si nunca te hubieras ido.

Cuando pensé en compartir esta celebración con ustedes, que son la que la hacen realidad cada semana, lo primero que apareció en mi mente fue mostrarles como cuando una persona cree que está haciendo algo por los demás en realidad lo está haciendo primero por ella misma.
Yo soy la más beneficiada porque al tomar el compromiso con ustedes de escribirla cada semana he desarrollado mi creatividad, mi perseverancia, mi disciplina, la recurrencia, la conexión conmigo misma, con mis valores y con mi misión, mi centrado y el desarrollo de mis talentos.
¿Habías pensado en esto?
¿Qué harías hoy por otros, que necesitas para ti mismo?

La mejor manera de salir
de nuestros propios dramas
es empezar a ocuparnos
de los dramas de los demás.
Tu alma se llenará de regocijo
al ponerte al servicio de otros.

Otra mirada que me gustaría compartir es la importancia del auto reconocimiento en la automotivación y creación de autoestima.
¿Cuántas veces esperamos en vano que esto nos venga de afuera?
Tú puedes hacer algo maravilloso, pero si no lo reconoces considero que la maravilla no aparecerá, y si por casualidad tienes alguien que te lo dice, pienso que eso será efímero y no te alcanzará para sustentar en el tiempo la construcción de la estima por ti mismo.
La respuesta de la gente es importante porque te retro alimenta pero creo que es mucho más importante la conversación interna que desarrolles sobre ti mismo ya que ella convertirá tus pensamientos en tu realidad.
¿Habías pensado que tú puedes ser tu propio motivador?
¿Sabías que tu autoestima vive en los pensamientos que tienes sobre tí?
¿Cuál sería la lista que hoy podrías escribir si quisieras reconocerte por quién eres y por lo que haces?

Cuando son los caballos
los que han trabajado,
es el cochero el que recibe la propina.

Otra mirada que me gustaría compartir sería la de animarlos e inspirarlos a hacer lo que más les gusta conectándose con lo que les apasiona.
Desde muy pequeña a mi gustaba escribir, pero lo único que escuchaba en mi casa era que escribir no me iba a dar de comer. Entonces elegí estudiar una carrera que me llevase por el camino del éxito. Para luego darme cuenta de que en medio de una gran crisis económica y emocional lo único que logró sacarme fue hacer justamente lo que más me gustaba que era escribir.
¿Para qué crees que te fueron dados tus dones, sino es para usarlos?
¿Para qué crees que algo te gusta? Si no es para hacerlo.

Si quieres felicidad por un minuto observa un amanecer.
Si quieres felicidad por una hora duerme una siesta.
Si quieres felicidad por un día vete de picnic.
Si quieres felicidad por una semana toma unas vacaciones.
Si quieres felicidad por un año hereda una fortuna.
Pero si quieres felicidad para toda la vida aprende a amar lo que haces.

La pasión es la mayoría de las veces
el capital más importante
para comenzar cualquier actividad

Querido lector gracias por haberme acompañado durante estos diecinueve años de vida, gracias por haberme motivado, gracias por honrarme con tu tiempo, gracias por tu retroalimentación y ser cada semana motivo de inspiración.
También quiero agradecer al Universo por haberme elegido para tan noble misión y por todos los dones recibidos.
Y en esta fiesta virtual quiero brindar con ustedes para que en este nuevo año que iniciamos juntos tengamos:

Mas encuentros y menos distancias…
Mas música y menos silencios…
Mas lluvia y menos tormentas …
Mas poesía y menos discursos…
Mas coraje y menos miedos…
Mas justicia y menos juicios…
Mas libros y menos periódicos…
Mas libertad y menos encierro…
Mas pueblos y menos fronteras…
Mas paz y menos guerras…
Mas colores y menos grises…
Mas hombres y menos machos…
Mas mujeres y menos superadas…
Mas nosotros y menos yo…
Mas besos, más caricias y más abrazos…

Conversando con un Coach #763 “Día del Perdón”

El tema del día era el resentimiento y el maestro nos había pedido que lleváramos papas y una bolsa de plástico.
Ya en clase elegimos una papa por cada persona que guardábamos resentimiento. Escribimos su nombre en ella y la pusimos dentro de la bolsa.
Como te puedes imaginar algunas bolsas eran realmente pesadas.
El ejercicio consistía en que durante una semana lleváramos con nosotros a todos lados esa bolsa de papas.
Naturalmente la condición de las papas se fue deteriorando con el tiempo.
El fastidio de acarrear esa bolsa en todo momento me mostró claramente el peso espiritual que cargaba a diario y cómo, mientras ponía mi atención en ella para no olvidarla en ningún lado, desatendía cosas que eran más importantes para mí.

Todos tenemos papas pudriéndose en nuestra mochila.
Este ejercicio es una gran metáfora del precio que pagamos a diario por mantenernos en el dolor, la bronca y la negatividad.
Me di cuenta de que cuando hago importantes los temas incompletos o las promesas no cumplidas me lleno de resentimiento, aumento mi stress, no duermo bien y mi atención se dispersa.
Perdonar y dejar ir me llena de paz y calma alimentando mi espíritu de poder personal.
La palabra griega que se traduce “perdonar” significa literalmente “dejar pasar”.

Reconoce que no sabes toda la historia.
Una de las cosas que puede ayudarte a perdonar
es reconocer tu ignorancia.
Mary Manin Morrissey.

La falta de perdón es como un veneno que tomamos a diario a gotas pero que finalmente nos termina envenenando a nosotros.
Muchas veces pensamos que el perdón es un regalo que le hacemos al otro, sin darnos cuenta de que los únicos beneficiados somos nosotros mismos.

Cuando la puerta de la felicidad se cierra,
otra se abre.
Pero a menudo
nosotros nos quedamos mirando
tanto tiempo la puerta cerrada
que no vemos la que ya se ha abierto para nosotros.
Helen Keller

El perdón es una expresión de amor
No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes, ni que lo vas a olvidar. Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que aparecen acerca de alguien o algo que nos causó dolor.
¿Qué nos puede ayudar a perdonar?: Recordar lo que implica el perdón. Simplemente que lo pasaremos por alto.

No es necesario que sepas cómo perdonar
Sólo alcanza con estar dispuesto a hacerlo
De todo lo demás se ocupará el Universo.
Louise L Hay.

El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó.
La falta de perdón te ata a las personas desde la bronca. Te tiene encadenado.
La falta de perdón es lejos el veneno más destructivo para el espíritu, ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.

Perdonar es un proceso.
Perdonamos poco a poco,
mientras seguimos adelante con nuestras vidas.
A cada paso que avanzamos en el camino del perdón,
nos sentimos más libres.
Mary Manin Morrissey.

El perdón es una declaración que puedes y debes renovar a diario.
Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.

LA DECLARACIÓN DEL PERDÓN ES LA CLAVE PARA LIBERARTE.

¿Con qué cosas estas resentido?
¿A quiénes no puedes perdonar?
¿Cómo te beneficiaría resolverlas?
¿Qué pasos podrías dar hoy para empezar?

Aliviana tu carga y estarás más libre
Para moverte hacia tus objetivos.

Quiero por este medio agradecer a todas las personas que me causaron algún daño o cometieron injusticias conmigo, ya que gracias a ellas aprendí a perdonar.

Conversando con un Coach #762 “Despierta”

Después que Adán y Eva comieron del fruto prohibido pasaron dos cosas muy interesantes: lo primero que hizo Eva fue convidarle a su esposo para que él coma también.
Muchas veces cuando hacemos cosas que no están bien, nos sentimos mejor si otro hace lo mismo. Nos calma nuestra conciencia, nos ayuda a escapar de la responsabilidad y a escapar de nosotros mismos. “Si todos hablan mal de otro yo también puedo hablar mal”, “si todos mienten yo también”, etc…

La segunda cosa que pasó en el paraíso fue que Adán y Eva se escondieron. ¡Que ridículo! ¡Querer esconderse de Dios! Seguramente trataron de ocultarse de ellos mismos.
Y en este punto de la historia Dios les preguntó: “¿AIECA?”,
que quiere decir “¿dónde estás?”.

Estoy segura de que no fue una pregunta para conocer su ubicación. Pienso que se refería más a cómo están con ellos mismos después de haber desobedecido.
Desde mi punto de vista la primera pregunta de un Coach:
¿Qué te pasa con lo que te pasa?

Si me preguntaran qué símbolo elegiría para representar a un Coach sin lugar a dudas elegiría un Despertador porque creo que esa es nuestra tarea habitual: la de despertar a nuestro cliente con preguntas.
Las nuestras no son preguntas cualesquiera, son preguntas especiales, poderosas, irreverentes, que te descolocan y te hacen pensar cosas que hasta ese momento no habías pensado.

Lo que la gente considera el momento del descubrimiento
es realmente aquel en que puede cambiar sus preguntas.
Jonas Salk

¿Dónde estás como persona?
¿Dónde estás como padre/madre/hijo/hija/etc.?
¿Dónde estás con tu pareja/ con tus amigos?
¿Dónde estás como empleado/jefe o patrón?
¿Dónde estás contigo mismo?
¿De qué o quién te escondes?
¿Qué es lo que no puedes enfrentar?
¿De qué no te estás haciendo cargo?
¿Qué te pasa con todo esto?
Tú puedes dormirte y por mucho tiempo no hacerte estas preguntas, pero lo que no puedes es ocultarte de la insolencia de tu Coach.

Chun Sui , un sabio Maestro Zen
un día se dijo:
Has estado durmiendo varios inviernos
como si fueras una mariposa.
Despierta!!!!
Es hora que te des cuenta
si eres una mariposa
o el Maestro Chun Sui.

¿Realmente estás interesado en despertar?
¿Tendrás la valentía necesaria para reconocer todas las maneras en que te ocultas de ti mismo?
Lo primero que necesitas para despertar es reconocer que estás dormido.
¡Una de las señales que te muestra que has despertado es que dejas de buscar porque ya te has encontrado!!

Tu tarea no es buscar el amor,
sino buscar y encontrar todas las barreras dentro de ti mismo
que has construido contra el amor.
Rumi.

Si tu fueses 10 veces más valiente de lo que hoy juzgas ser:
¿Qué cambios harías hoy en estos ámbitos?

• En tu relación más importante
• En tu familia
• En tu trabajo
• En tus finanzas

Siempre que la luz irrumpe en la oscuridad,
la oscuridad desaparece.

Conversando con un Coach #761 “Anclas”

Un escritor inglés, del siglo pasado, cuenta en una de sus obras, que en la playa cerca de su casa, una cosa muy interesante con frecuencia llamaba su atención: Un barco lanzando su ancla en el mar embravecido.
Difícilmente existía, para él, cosa más sugestiva que esa. El navío danzando sobre las olas bajo el poder y a merced de ellas.
El viento y las aguas poniéndose de acuerdo para hacer, del barco, su diversión. Sin embargo, podía observarse que no obstante el baile, el navío mantenía centrado su equilibrio.
Aunque a simple vista pareciese un juguetito desamparado a merced de los elementos, lejos de serlo se lo veía seguro y tranquilo, implacable y defendiendo su lugar.

¿Cuál sería el secreto del equilibrio de este navío?
¿Cómo podría resistir las fuerzas de la naturaleza con tanta tranquilidad?
Lo que le permitía mantenerse en el mismo lugar y no ser arrastrado por la tempestad era su ancla!
No importa cuan fuerte sople el viento o cuan altas sean las olas del mar… La cuerda a la cual está amarrado atraviesa las aguas y está fijada al fondo sólido del océano. Y esto es lo que le da su seguridad y le permite su danza despreocupada
Hay períodos de nuestra vida en que todo parece darse vuelta y nos sentimos en medio de una tormenta, arrastrados por las olas de la vida para arriba y para abajo y azotados por los vientos de la adversidad temiendo por nuestra integridad.
Sin un anclaje espiritual, nuestra vida puede sentirse como un navío sacudido por el mar enfurecido por las circunstancias incontrolables de la vida. Y solo experimentando la presencia de la fe y la confianza aparece el coraje y la esperanza que nos permite enfrentar cualquier cosa que el destino nos tenga preparado.
La espiritualidad nos mantiene firmes y anclados frente a las tempestades con que nos sorprende la vida.

No somos seres humanos
con experiencias espirituales,
sino seres espirituales
con experiencias humanas.
Teilhard de Chardin

En los últimos años la espiritualidad ha cobrado un nuevo sentido y se ha transformado en la búsqueda de muchos.
Sin embargo, a esta altura sería interesante reconocer ¿De qué estamos hablando cuando hablamos de espiritualidad?
Y es posible que, frente a esta palabra, lo mismo que frente a tantas otras, cada uno tenga su propia interpretación dependiendo de la vida que le ha tocado vivir: Todas igualmente válidas.
Consideramos al camino espiritual como la búsqueda de la voz interior o el camino del autoconocimiento.

Iluminación espiritual
significa tomar plena responsabilidad por tu vida.

Existe una concepción metafísica de la espiritualidad que la ubica como una búsqueda o un camino hacia algo que está afuera. Nosotros desde una postura ontológica consideramos a la espiritualidad como una búsqueda interior que nos conecta con nosotros mismos y con nuestra propia grandeza y divinidad.
Lo que fundamentalmente diferencia estas posturas es en la ubicación que hacemos de lo divino. Para algunos está afuera y para otros la divinidad vive en nosotros.
Podemos ver una expresión de esta controversia si miramos con atención la llama de una vela. Por un lado, la llama se alza hacia afuera y hacia arriba como queriéndose conectar con el Universo y con todo lo divino que él le ofrece, y por otro el pabilo tira hacia adentro, como conectándola con su interior hacia su propia esencia.
¿Entonces dónde podemos encontrar la paz, la calma, el centrado y la aceptación que falta en la mayoría de nuestras vidas?
Desde esta mirada en la cantidad de anclajes que hayamos podido desarrollar, sin importar si ellos estén dentro o fuera de nosotros.

Cuando el ojo no está bloqueado
el resultado es la visión.
Cuando la mente no está bloqueada
el resultado es la sabiduría.
Cuando el espíritu no está bloqueado
el resultado es el Amor.

Sostengo que uno de los mejores anclajes que podemos desarrollar vive en el reconocimiento que tengamos de nosotros mismos, de nuestros logros, de nuestras capacidades y de nuestras posibilidades.
En nuestra familia, en nuestras relaciones y en el amor que podamos crear a nuestro alrededor.
La próxima vez que te sientas en medio de una tormenta:
¿Qué va a ser lo que te mantenga centrado y equilibrado?
¿De dónde vas a sacar fuerzas y energías para enfrentar lo que te sucede?
¿Qué anclajes aun no has desarrollado y son tu área de oportunidad?
¿Cómo lograrás que se manifieste en ti tu espiritualidad?
¿Qué cosas puedes comenzar a hacer hoy para desarrollarla?

La fortaleza de un árbol
no está dado por la exuberancia de su follaje
sino por el desarrollo de sus raíces

Conversando con un Coach #760 “Reinventarse”

Spotify está fundiendo a las discográficas.
Netflix hace que la gente vaya menos al cine.
Booking tiene en jaque a las agencias de turismo.
Google inutilizó a las páginas amarillas.
Airbnb está alarmando a los hoteles.
Whatsapp amenaza a la telefonía fija y celular.
Uber desafía a los taxistas.
Waze acabó con los GPS.
Los diccionarios y enciclopedias desaparecieron con Wikipedia.

Todos estos cambios tuvieron lugar en los últimos tres años.
Mientras todo esto pasa en el mundo:
Nosotros seguimos haciendo lo mismo en nuestro trabajo.
Esperamos que nuestras relaciones se comporten de la misma manera que lo hacían.
Nos quedamos atónitos esperando que las cosas vuelvan a ser como eran.

Esclavo es el que espera que alguien venga a liberarlo.
Ezra Pound

Pues querido amigo dejemos de esperar que el cambio para tu vida venga desde afuera. Sólo tú puedes generarlo.
Tú eres el que está cansado de ver como las cosas cambian y no sabes ya que hacer.
El mundo de la estabilidad desapareció y cuanto antes te des cuenta de eso y te adaptes a lo nuevo que está sucediendo, antes serán los buenos resultados para ti.

Los analfabetos del sigo XXI no serán aquellos
que no sepan leer o escribir
sino aquellos que no sepan desaprender lo que ya no funciona.
Alvin Toffler

¿Qué harías hoy si no tuvieras miedo?
¿O si te quedara tan sólo un día saludable por vivir?
¿O si fueras diez veces más valiente de lo que juzgas ser?
Busca experimentar cosas nuevas cada día.
No esperes a saber qué quieres para actuar. Actúa y sabrás lo que quieres.
Es como si todo ahora fuera al revés.
Antes había que estudiar para saber y luego podíamos hacer. Ahora hay que hacer primero, practicar y aprender mientras tanto.

Utiliza todos los talentos que poseas.
El bosque estaría muy silenciosos si sólo cantaran
aquellos pájaros que mejor cantan.

Un proceso de Coaching te permite ver las cosas patas para arriba. Nos enseña a pensar de otra manera y buscar en las cosas una nueva mirada. Nos conecta con los talentos dormidos y nos permite desarrollar nuestro máximo potencial para ponerlo al servicio de nuestros objetivos y ser más felices.
Nunca fue mas necesario para todo tipo de personas. Ya que cada uno en su ámbito necesita adecuarse a los cambios del contexto.
Aprender a aprender y aprender a desaprender son otro de los modelos que necesitamos saber.
Hoy hay nuevas maneras de conectarse con la realidad y actuar. Y todo esto te lo puede brindar un proceso de Coaching.

Tú puedes tener excusas o puedes tener resultados.
Lo que no puedes es tener las dos cosas a la vez.

Conversando con un Coach #759 “Toma de Decisiones”

Un niño estaba jugando con un grupo de amiguitos a trepar por una escalera. Él fue el único que se atrevió a llegar al peldaño más alto donde los otros no se atrevieron por miedo.
Después, su abuelo, le preguntó:¿ Por qué a ti no te dio miedo subir mientras que los otros no se atrevieron?
Porque ellos cuando subían miraban hacia abajo, respondió.
Veían lo alto que estaban y se asustaban.
Cuando yo trepaba miraba hacia el cielo.
Veía que bajo que yo estaba, y eso me alentaba a subir más.

¿Qué es lo que determina nuestras acciones?
¿Qué es lo que está justo antes de una acción?
La respuesta es obvia: nuestro poder de decisión. Todo aquello que nos ocurre en la vida, tanto bueno como malo, comienza primero con una decisión.
Nuestro destino surge a partir de los momentos de decisión. Nosotros mantenemos una conversación que es la que nos hace elegir por una u otra opción
Dales una mirada retrospectiva a los últimos diez años y piensa:
¿Qué decisiones acertadas tomaste?
¿Cuáles fueron equivocadas?
¿Qué decisión diferente podría haber cambiado tu vida en forma radical?
¿Cuál, consideras que fue el factor clave de tus decisiones acertadas?
¿En qué momentos experimentaste emociones de fracaso o desengaño, vergüenza, soledad o desánimo?
¿Qué decidiste hacer con estas emociones?
¿Seguiste perseverando mientras presionabas tus propios límites o decidiste abandonar la lucha y resignarte?

Acciones diferentes
producen resultados diferentes

Tu vida cambia en el momento en que te animas a tomar una decisión. Ellas son la fuente, tanto de problemas como de oportunidades. Lo que te paraliza en el momento de tomarlas es el temor a la equivocación. Lo importante no es la decisión que tomes, sino tener previamente tomada la decisión de seguir intentándolo hasta conseguir lo que quieres, no importa lo que pase o el tiempo que te lleve.

La forma de tomar mejores decisiones
es tomar más decisiones

Hay cuatro decisiones que estamos tomando a cada momento y son las que determinan qué vas a ver, qué vas a sentir y qué vas a hacer:
• en qué vas a enfocar tu atención
• qué significan las cosas para ti
• qué vas a hacer importante
• finalmente, qué acción emprenderás
Observa, entonces, qué lo que determina en qué te estarás convirtiendo no tiene nada que ver con lo que está pasando en este momento, ni con lo que ocurrió en el pasado. Lo que importan son tus decisiones actuales, las que estás haciendo a cada momento en el presente.

Cualquier persona que esté disfrutando un éxito mayor que el tuyo,
en cualquier ámbito de tu vida,
se debe a que está tomando decisiones diferentes

A lo largo de nuestras vidas hemos construido un sistema interno de toma de decisiones que funciona en forma automática para nosotros. Este sistema actúa como una fuerza invisible que dirige todos nuestros pensamientos, sentimientos y acciones, tanto buenos como malos. El tema fundamental es que, por lo general, la gente no pone en marcha este sistema de una manera consiente.
¿Podrías establecer cómo es tu sistema?
¿Qué es lo que haces importante al momento de tomar una decisión?
¿Qué es lo que te mueve hacia un lado o hacia el otro?

No me siento deprimido
porque todo intento erróneo descartado
es otro paso hacia adelante

Consideramos que este sistema está compuesto por:
• Nuestro sistema de creencias
• La forma en que nos hablamos a nosotros mismos
• Nuestros valores y principios
• Las referencias que tenemos en cuenta
• Nuestra forma habitual de hacernos preguntas
• Los estados emocionales que transitamos con mayor frecuencia
• Como nos posicionamos frente a nuestros objetivos

Como Coach yo asisto a las personas a tomar decisiones desde el corazón, tomando contacto con la sabiduría interior y la intuición. Enfocándose en sus sueños y en las cosas que más les gusta hacer.
Como Coach apoyo a las personas a no quedarse pensando en cuál decisión tomar y pasar a la acción habiendo evaluado todas las alternativas y reduciendo lo más posible la cantidad de sorpresas que puedan aparecer.
Como Coach ayudo a las personas a elegir la alternativa que saque lo mejor de ellos y les permita ir por más

No hay seguridad en el mundo,
sólo hay oportunidad
Tú te conviertes en lo que haces.
Douglas MacArthur