#526 Justicia

Una mañana, cuando nuestro nuevo profesor de “Introducción al Derecho” entró a la clase lo primero que hizo fue preguntarle el nombre a un alumno que
estaba sentado en la primera fila:
¿Cómo te llamas?
Me llamo Juan, señor.
¡Vete de mi clase y no quiero que vuelvas nunca más! – gritó el  profesor en tono desagradable.
Juan estaba desconcertado. Cuando reaccionó del shock se levantó torpemente, recogió sus cosas y salió de la clase.
Todos estábamos asustados e indignados, pero nadie dijo nada.
– Está bien. ¡Ahora sí! ¿Para qué sirven las leyes?…
Seguíamos asustados; pero, poco a poco, comenzamos a responder a su pregunta:
-“Para que haya un orden en nuestra sociedad”.
-“¡No!” – contestó el profesor.
-“Para cumplirlas”.
-“¡No!” , “¡¡No!! ¿Pero es que nadie sabrá responder esta pregunta?!”…
-“Para que haya justicia” – dijo tímidamente una chica.
-“¡Por fin! Eso es… para que haya justicia. Y ahora ¿Para qué sirve la justicia?”
Todos empezábamos a estar molestos por su actitud grosera. Sin embargo, seguíamos respondiendo:
– “Para salvaguardar los derechos humanos”
– “Bien, ¿Qué más?” – dijo el profesor.
– “Para discriminar lo que está bien de lo que está mal”…
– Ok, no está mal; ahora bien… respóndanme a esta pregunta: ¿Actué correctamente al expulsar de la clase a Juan?…
¡¡No!!- dijimos todos a la vez.
– ¿Podría decirse que cometí una injusticia?
– ¡Sí!
– Entonces…¿Por qué nadie hizo nada al respecto? ¿Para qué queremos leyes y reglas si no disponemos de la valentía para llevarlas a la práctica?
Cada uno de ustedes tiene la obligación de actuar cuando presencia una injusticia.
¡No vuelvan a quedarse callados nunca más! Vete a buscara Juan- dijo mirándome fijamente.

Al que le quepa el sayo que se lo ponga decía mi abuela.
Y también decía a buen entendedor , pocas palabras.

Primero se llevaron a los judíos,
pero como yo no era judío, no me importó.
Después se llevaron a los comunistas,
pero como yo no era comunista,
tampoco me importó.
Luego se llevaron a los obreros,
pero como yo no era obrero tampoco me importó.

Más tarde se llevaron a los intelectuales,
pero como yo no era intelectual,
tampoco me importó.
Después siguieron con los curas,
pero como yo no era cura, tampoco me importó. Ahora vienen a por mí, pero ya es demasiado tarde. Bertolt Brecht

Todos tenemos derecho a pensar diferente, a observar la misma situación y verla de una manera distinta y por lo tanto reaccionar de una manera individual. Sin embargo quiero dejarte un pensamiento:

Sólo a acción genera resultados.

#525 Cumplimos 13 años

Fábrica de Sueños
Hace muchos años, existió un hombre muy bueno que soñaba con cumplir sueños ajenos. Desde pequeño, los sueños habían sido muy importantes para él. A medida que fue creciendo, se dio cuenta que a muchas personas les era dificultoso hacer realidad lo que soñaban y, lo que era peor, a muchos otros, les era imposible soñar.
Y entonces, soñó la manera de ayudar a la gente a concretar sus sueños, y como lo soñó con todo el corazón, lo hizo realidad. Con todos sus ahorros, construyó así la primera (y única) “Fábrica de Sueños”. Muchos dijeron que estaba loco, otros no tanto y lo ayudaron a cumplir su meta.
La fábrica tenía diferentes dependencias: “Sueños de grandeza”, “Sueños de gloria”, “Sueños sencillos”, “Sueños de amor” y en el último piso y atendida por su dueño, estaba la oficina de los “Sueños Imposibles”.

A esta última costaba un poco llegar, pero se llegaba siempre porque para Mario, su dueño, no había ningún sueño que no se pudiera hacer realidad.
Fueron tiempos felices, donde la mayoría de la gente empezó a entender que un sueño no sólo se sueña, también se construye, se defiende, se sostiene, se acciona y luego se logra.
Sólo el principio del cuento de Liana Castello

Cuando leí este cuento pensé que estas News han sido para mí como una gran Fábrica de Sueños donde no sólo yo he ido concretando los míos, sino muchos de mis lectores también.
¿Y cómo lo sé?
Por que a diario recibo infinidad de emails contándome historias de como estas news, los han ayudado a lograr sus objetivos.
Querido lector estoy profundamente emocionada por haber llegado hasta aquí, trabajando juntos en esta fábrica de sueños, con tu soporte.

Cuando empecé a escribirlas nunca pude imaginar el tremendo impacto que tendrían y hoy me siento llena de gratitud a la vida por sentirme elegida para tan hermosa misión.

El éxito es como un tren,
todos los días pasa pero si no te subes tú,
se subirá otro.

Pensé en compartir con ustedes algunos de los textos de agradecimiento que me envían pero luego me di cuenta que sería sólo para llenar mi ego y no tengo esa intención.
¿Cómo hacer que esta news aniversario siga sumando en vuestras vidas, como las demás?
¿Cómo incentivarlos a soñar aunque los tiempos sean difíciles?
Y se me ocurrió darles algunos tips que a mi me ayudaron a concretar este gran logro.

El éxito va acompañado
de la confianza que tengas en ti mismo.

•  Tener claridad en lo que quieres hacer y no dejarte llevar por lo que demás piensan de tu idea. Defenderla, ella es como tu hijo. Nunca permitirías que alguien hable mal de él.
• Hacer lo que has decidido porque te gusta, porque te apasiona, no porque quieres ganar dinero con eso. El dinero es algo que vendrá cuando tu pasión salga a relucir.
• Animarte a hacer lo que nunca has hecho. Aprendemos haciendo y la adrenalina que generan los riesgos son muy motivantes.
• Hacerlo una y otra vez aunque no tengas resultados inmediatos. Ellos llegarán cuando menos los esperes. Recuerda que estás haciendo esto porque te gusta hacerlo.
• No esperes un camino sencillo, por lo general está lleno de obstáculos. Respira y atraviésalos. No son mas que eso, algo para franquear.
• Si te equivocas, no te detengas. Sigue adelante y aprende de tu error
• Enfócate en tus objetivos, no te duermas en los laureles y persíguelos hasta que estén en tu mano.
• Y aquí es importante que sepas que el camino aun no ha terminado, ya que ahora que lo has conseguido, necesitas mantenerlo y hacerlo crecer.
• Y eso siempre será tu responsabilidad, pase lo que pase afuera.
Ah!!! Y si quieres tener suerte nunca dejes de comprar un ticket

El nueve no es sino un seis,
que se superó a sí mismo.

#521 Coherencia

El semáforo se puso en amarillo y como era de esperar se detuvo frente a la línea de paso para los peatones.
La mujer que estaba en el automóvil de atrás se puso furiosa. Empezó a tocar bocina, abrió la ventanilla y también lo insultó.
En medio de su pataleta, vio que alguien le tocaba el cristal de al lado.
Allí, parado junto a ella, estaba un policía mirándola muy seriamente. El oficial le ordenó salir del coche y la llevó a la comisaría donde la revisaron de arriba abajo, le tomaron fotos, sacaron sus huellas dactilares y la pusieron en una celda. Después de un par de horas, el policía se acercó y la dejó libre diciéndole:
“Señora, lamento mucho este error”. La traje porque la escuché furiosa insultando al otro conductor, queriendo pasarle por encima, maldiciendo, gritando improperios y diciendo palabras soeces.
El tema fue que al acercarme para ver que le pasaba vi que en su espejo retrovisor colgaba un signo de la Paz, en el vidrio de atrás tenía un sticker que decía ‘Yo elijo la Vida’; otro sticker que decía ‘Sígueme el Domingo a la Iglesia’ y finalmente, el emblema de la Serenidad.
“Como es de esperarse, ¡supuse que el auto era robado!”

¿Que entendemos por coherencia?
Desde mi punto de vista es la relación o lógica entre la  manera en que nos manejamos en los diferentes ámbitos de nuestra vida.
¿Puedes reconocerte siendo de una manera en un espacio o bajo determinada circunstancia  y diferente en otros?
Considero a la coherencia de una persona como una especie de consistencia que no me muestra ambigüedades o contradicciones.
Yo sé que estarás pensando que el que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Entiendo, sin embargo considero que es un valor que necesitamos conocer y desarrollar.

“Cuando quieras creer en alguien,
primero empieza a creer en ti.”

¿Cuáles son las consecuencias que tenemos por no mostrarnos coherentes?
¿En qué ámbitos nos cuesta mas sostener la consistencia?
¿Cuál es el beneficio secundario que tenemos al mostrarnos ambiguos?

¿Cuál es el precio que pagamos frente a nuestras contradicciones?
¿Puedes ver como se resiente tu autoestima y confianza en ti mismo cuando dices que vas a hacer algo y no lo haces?
¿O cuando consideras que algo es importante pero no lo tienes en cuenta?

¿Para qué necesitamos enfocarnos en ser consistentes y coherentes?

La grandeza de un hombre consiste
en reconocer su propia pequeñez.

Yo lo veo simple, es sólo una cuestión de vivir alineado con valores, hacerlos importantes y vivir de acuerdo con ellos.

¿Para qué?

Te diría que para sentirnos bien con nosotros mismos.

¿Acaso es poca cosa?

Te habrás dado cuenta al responderte las preguntas del párrafo anterior la gran incidencia que tiene la consistencia y la coherencia con como nos sentimos con nosotros mismos.
Quizás no cuesta tanto si hago importante un sticker que habla de la serenidad mostrarme sereno.
Observa tus mensajes: Qué estás haciendo importante y luego piensa si vives alineado con ellos.

Observa las frases que subrayas o recortas
Sí,  esas que tienes frente a tu PC
Si, esas que hablan de la sabiduría de la vida.
¿Vives de acuerdo con ellas?
o son solo bonitas, y por eso las guardas?

#520 El Valor del Trabajo

Algunas personas sabias manejan taxis. Y esta semana tuve la suerte de conocer a una: José, que con sus 71 años, me dio una brevísima y poderosa lección sobre el sentido de la vida. Todo en un tramo de 10 minutos.
Apenas subí al taxi, José me empezó a contar:
-Tuve muchos trabajos antes de empezar con el taxi. Y créame que hasta llegué a tener algunos puestos importantes y muy bien pagos en empresas grandes. Pero de todos los trabajos que tuve, el que más disfruté fue el primero- me dijo.
Y cuál fue ese trabajo? – le pregunté.
– Mire, cuando era pibe, mi papá estaba muy enfermo y no podía trabajar. Entonces yo salía de la escuela y me iba a ayudar al lechero con el reparto. Podía tomar toda la leche que quería.
-Y por qué fue el mejor trabajo que tuvo? -le pregunté.
Hizo una pausa. Y luego dijo con naturalidad:
-Porque yo sentía que mi trabajo era importante para alguien. Porque a mis 11 años, con ese plata que ganaba, se podía comprar la merienda de mi familia. Y yo me sentía orgulloso de eso, me entiende?
Cómo no entenderlo.
La charla con José me dejó aún más convencido de la importancia que tiene el trabajo en la vida de las personas. Su humilde tarea de repartidor, además de un trabajo, era un medio para expresar el amor y el cuidado por su familia.
Y eso le daba sentido a todo lo que hacía.

El trabajo que ejercemos tiene la enorme posibilidad de trascendernos. De dejar huella.
Considero que trabajar puede ir mucho más allá de cumplir horarios, completar una tarea y obedecer a un jefe, si lo hubiere.
El trabajo puede y debe ser un regalo para nuestras vidas porque no solo nos da la posibilidad de ganar dinero sino que también a través de él podemos expresarnos y sacar a relucir nuestro potencial, nuestras ideas y nuestra forma de ver la vida.
Algunas personas, cuando trabajan también tienen la maravillosa suerte de conectarse con su pasión y esto los lleva a vivir en un verdadero paraíso: Trabajar en lo que mas les gusta.

“Decide lo que quieres, decide lo que eres, disponte a cambiar por ello:
establece tus prioridades
y ¡empieza a trabajar!”
James H.L. Hunt

Da lo mismo hacer cualquier trabajo con tal de llegar a fin de mes? Quizás para algunas personas esto tenga sentido en si mismo y es respetable. Sin embargo postulo que aquellas que se dan cuenta que pueden elegir y lo hacen , tienen la inmensa alegría de que el trabajo tenga un significado especial para ellos.

Si quieres ideas frescas,
no trabajes con corbatas
o nudos en el cuello.

Yo sé que muchos estarán pensando que la situación no está muy fácil como para elegir.
Pero siempre puedes elegir como sentirte con lo que haces.
Obsérvate a ti mismo:

¿Qué humor tienes al empezar el día?
¿Qué actitud te despiertan los desafíos que se te presentan?
¿Se te llena la cabeza de ideas o de pensamientos?
¿Estás contando las horas para que se termine tu trabajo o mantienes tu entusiasmo?

¿Cuando enseñas o delegas en tu trabajo puedes ver que tienes la posibilidad de cambiar una vida para siempre?

La vida puede tener mucho más sabor.
Y algunos saben encontrarlo, como José el taxista.
Para él, la vida tiene gusto a leche fresca y recién ordeñada.
Y a vos cuál es la tarea que hace que todo adquiera un sentido diferente?

Ningún día es demasiado largo,
para el que trabaja en lo que le gusta.
Séneca

#519 Simplificando la vida

Cuando la NASA comenzó a poner astronautas en el  espacio necesitaban solucionar el problema de cómo escribir cuando no hay gravedad.
Resolver este problema, les llevó 6 años y les costó 12 millones de dólares. Desarrollaron un bolígrafo que funcionaba bajo gravedad cero, debajo del agua, prácticamente en cualquier superficie y en un rango de temperaturas que iban desde el punto de congelación hasta superar los 300 grados centígrados.

Dicen que los rusos utilizaban un lápiz.

¿No te pasa que a veces complicas las cosas sin sentido?
¿Por qué te parece que lo hacemos?
Yo tengo una teoría y, por supuesto ni siquiera está fundada. Es sólo como yo veo las cosas. Pero a mi me parece que nos complicamos la vida porque tenemos la creencia de que la vida “debe ser complicada y difícil”. No pensamos que puede ser simple y fácil. Entonces cuando interpretamos una situación tendemos a complicarla para que entre dentro del paradigma que tenemos.

Y ojo, que no creo que no haya cosas realmente complicadas de resolver, sólo que no siempre tiene que ser así.

Uno de los más memorables casos de estudio de la gestión japonesa fue aquel que ocurrió en una de sus más grandes empresas de cosmética. La compañía recibió la queja de un consumidor que compró una caja de jabón y estaba vacía. Los altos cargos pidieron a sus ingenieros que encontraran una rápida solución para ese problema.
De inmediato, los ingenieros se lanzaron a idear una máquina de rayos X con monitores de alta resolución
manejados por dos personas y así vigilar todas las cajas de jabón que pasaran por la línea para asegurarse de que no estuvieran vacías.
Cuando a un empleado común en una empresa pequeña se le planteó el mismo problema compró un potente ventilador industrial y lo apuntó hacia la cadena de montaje de manera que cuando estaba encendido las cajas que estaban vacías simplemente salían volando de la línea de producción.

Considero que una de mis tareas como Coach, con mis clientes, es desenmarañar la mirada que tienen de las cosas que le pasan. Observo que es muy común mezclar y vivir conclusiones como si fueran ciertas. Preocuparse por cosas que aun no pasaron y realmente es muy difícil que pasen y anticiparse con respuestas negativas a preguntas o pedidos que aún no se hicieron.
Este hábito de mezclar y complicar considero que empieza el pensamiento.
¿Has visto como muchas personas se enrollan para explicar algo simple y utilizan cientos de palabras cuando podrían usar sólo unas pocas?

Un magnate hotelero viajó a una ciudad hindú por segunda vez en un año. Al llegar al mostrador el empleado le sonrió y lo saludó diciéndole: Bienvenido nuevamente señor, que bueno verlo de vuelta en
nuestro hotel. Sorprendido por el sistema que debían tener para el reconocimiento de pasajeros decidió implementarlo en su cadena, que por cierto tenía mas estrellas.
A su regreso puso a trabajar en este asunto a sus empleados. Ellos se enfocaron en un software de reconocimiento facial con un costo aproximado de
2.5 millones de dólares.
El magnate prefirió viajar nuevamente y sobornar al
empleado de aquel hotel para que le revelara la tecnología que aplicaban. El empleado no aceptó soborno alguno, sino que humildemente le dijo: “Mire señor, tenemos un arreglo con los taxistas, ellos le preguntan si ya se ha hospedado en este hotel, y si es así nos hacen una seña cuando dejan su equipaje, y así se ganan un dólar”.

Observate en tu manera de ver las cosas:

Lo haces fácil o te complicas?
¿Tienes la habilidad del poder de síntesis?
¿Te observas claro en tu forma de explicar o sientes que te enrollas con tus propias palabras?
¿Te encuentras a ti mismo, a menudo, sacando conclusiones y viviéndolas como si fueran ciertas, sin preguntar?

Hay personas que son capaces
de simplificar lo complejo;
otras, en cambio,
suelen complicar lo sencillo.

Siempre recibo textos de mis lectores y uno de los desafíos mas importantes que tengo es reducirlos y que sigan conservando el mensaje. Quería contarte que los tres primeros textos llegaron a mi con 593 palabras y en esta news sólo tienen 380. Es un ejercicio que cada semana hago para aprender a simplificar.

Suprimir toda palabra inútil.
Simplificar la frase.
Simplificar la idea.
Suprimir, sacar todo lo que no suma a la idea.
Si quiero que lean esta news tiene que ser corta.
Es casi como una fórmula en la comunicación.

#518 El efecto Sombra

En eL partido final de Mundial de fútbol del 2006 el jugador francés Zinedine Zidane fue expulsado en los últimos minutos del partido por haberle dado un cabezazo al defensor italiano Marco Materazzi.
¿Cómo podía ser que un jugador profesional cometiera una falta tan importante en el mejor momento de su carrera?

¿Sin embargo no es esto lo que hacemos a diario todos cuando nos saboteamos en nuestros objetivos?
¿Qué parte nuestra es la que nos sabotea?
Podríamos llamarlo de diferentes maneras pero Jung desarrolló el concepto y lo llamó nuestra sombra, también le podríamos llamar nuestro oponente. Esa parte interna que no quiere que logremos el éxito, y nos sabotea como puede.

Quizás haya sido una sorpresa para los que miramos el partido, pero no creo que lo haya sido para el equipo adversario. Se me ocurre que lo esperaban porque de alguna manera lo pudieron haber planeado y hasta provocado para que él mismo se haga expulsar.

La sombra tiene un mensaje
Cuánto antes lo escuchemos
antes la desarticularemos.

¿Has pensado qué es lo que tienes
que aprender de esos comportamientos contrarios a tus deseos?

En la vida hay cosas que nos hacen reaccionar de la manera contraria a la que necesitaríamos porque nos aprietan los botones. Pero somos nosotros los que hacemos lo que no tenemos que hacer.
Seguramente habrá situaciones o personas que harán cosas para que nosotros mismos nos expulsemos del partido de la vida. Pero siempre tendremos la posibilidad de elegir cómo reaccionar y en ese lugar vivirá nuestro poder personal.
Ganas tu o gana tu sombra? Eso te muestra quien tiene mas desarrollado el poder.

No es mirando a la luz
como nos ponemos luminosos.
Es poniendo luz a la oscuridad.

¿Quién gana cuando postergas una acción que sabes que necesitas hacer para lograr tu objetivo?
¿Quién gana cuando te quedas en tu casa cuando habías programado ir al gimnasio?
¿Quién gana cuando te comes la torta de chocolate cuando habías decidido hacer una dieta?
¿Quién gana cuando el miedo te frena frente a lo que habías decidido que era lo que tenías que hacer?

¿Quién gana cuando te dejas tentar haciendo algo que no se debe o va en contra de tus principios?

¿Quién gana cuando culpas a los demás de tu falta de resultados?
Gana tu Sombra, tu Oponente. En ese momento tiene mas poder que tu mismo.

Ten cerca a tus amigos
pero mucho mas cerca a tus enemigos.
El padrino( Don Corleone)

Necesitamos saber que existe, saber como opera, reconocerlo cuando actúa, para poder desarticularlo.
Necesitamos darnos cuenta que nosotros podemos elegir y cuando no elegimos también estamos eligiendo.

Estamos eligiendo ser víctimas en nuestras vidas de otros o de nosotros mismos. Y aunque nos haga sentir momentáneamente bien, no nos sirve, no nos acerca a lo que queremos. Somos el “efecto de nuestras circunstancias” y no la “causa de nuestros objetivos”.
¿Queremos ser el origen de nuestros resultados o el resultado de lo que sucede?
¿Queremos ser creadores o creados?
¿Queremos ser poderosos o no?

Amerindio estaba hablando con su nieto y le decía:  “Me siento como si tuviera dos lobos peleando en mi corazón”
Uno de los dos es un lobo enojado, violento
y vengador.
“El otro está lleno de amor y compasión”.
El nieto preguntó: “Abuelo, dime, Cuál de los dos lobos ganará la pelea en tu corazón?”
El abuelo contestó: “Aquel que yo alimente” . . .

Si quieres profundizar en este tema te invito a que veas las 7 partes de la película “El Efecto Sombra” en www.youtube.com

#517 Ahora

Estados Unidos celebra el 4 de julio con Fuegos artificiales fabulosos. Yo tuve la oportunidad de asistir la última vez con unas amigas.
Al lado mío había una mujer que cuando me acerqué me dijo: Ojala podamos ver la canastita con flores.
Yo me reconozco fanática de los fuegos artificiales y nunca vi una canastita con flores así que me preparé para sorprenderme.
Los fuegos duraron 25 minutos y fueron realmente espectaculares. Todas las personas a mi alrededor y yo especialmente, nos sorprendíamos con cada uno de ellos, ya que uno era mas bonito y espectacular que el otro. Esta señora permaneció todo el tiempo callada al lado mío y, cuando finalmente terminaron, todo el mundo estalló en aplausos y gritos, pero ella dijo deprimida: Que lástima que no estuvo la canastita con flores.
Yo le pregunté dónde había visto esa canastita con flores a la que se refiere? y ella me contestó:
Yo tenía 4 años cuando al puerto de Montevideo llegó un navío francés y para el 14 de julio ellos tiraron fuegos artificiales espectaculares y ahí la vi. Pero nunca mas la pude ver.
Y yo me quedé pensando: Esta mujer debe tener por lo menos 70 años. Hace 65 años que deja de ver los fuegos artificiales que tiene delante, buscando ver uno que vio en su niñez y que posiblemente no volverá a ver jamás.
Hasta cuando se perderá el ahora?

Pienso que todo está pasando en este exacto momento y aunque trabajo con la gente en el diseño de su futuro  y la despedida de su pasado , considero que la relación que tengamos con el momento presente es fundamental.

Quizás te encuentres reflejado en el cuento del principio que fue real y lo viví yo personalmente en esa fecha.

Veinticinco minutos maravillosos fueron perdidos con una expectativa de que las cosas sean de una manera determinada y mientras tanto nos perdemos como son en realidad.

¿Te suena conocido el tema?

Si tus sueños están en las nubes,
no te preocupes:
están en el lugar adecuado;
ahora, con los pies en el suelo, levanta los cimientos.
Lair Ribeiro

Pensemos que el pasado pasó y por mas que queramos que vuelva, nunca volverá. Y las personas que se quedan esperándolo, no se dan cuenta que en el mismo momento de su espera ocurre el presente que es donde ocurre la vida y las experiencias.

Todas las cosas le suceden a uno precisamente, precisamente ahora.

¿Qué es lo que tiene el pasado que nos resulta tan tentador?
¿Qué dejamos allí, que queremos recuperar?
¿Por qué pensamos que es mejor que lo que tenemos ahora?
¿Qué pasó allí que lo hacemos mas importante que el momento presente?
¿Para que necesitamos quedarnos mirando para atrás?
¿Qué experiencia estamos rehusando experimentar?
¿Qué nos impide conectarnos con el ahora?
¿Qué es lo que no queremos o no podemos ver?
¿Cuál es el beneficio secundario que nos queda con esta actitud?

El momento presente
Es el futuro que soñaste ayer
RECONÓCELO
Ahora estas parado en tu sueño.

Ahora ocurren las emociones.
Ahora ocurren los sentimientos.
Ahora pasan las experiencias.
Ahora hacemos planes.
Ahora podemos perdonar e incluso olvidar si asi nos lo proponemos.
Cuando miramos para atrás es como si estuviéramos durmiendo.

Cuando nos enfocamos en el ahora estamos despiertos, viviendo.
¿No te resulta mas tentador?

La Felicidad surge
en la maestría
de apreciar el Presente

#516 Perfeccionista

Mi hija se acercó a mí y me preguntó:
-Papá, ¿por qué las cosas se desordenan con tanta facilidad?
-¿Qué quieres decir con desordenar?- le pregunté.
-Mira como está mi escritorio. Está desordenado y, sin embargo, anoche, lo dejé perfectamente ordenado.
-Muéstrame cómo son las cosas cuando están perfectamente ordenadas- le pedí a mi hija.
Entonces observé como ella fue alineando todo poniendo cada cosa en lo que, me imagino, era  una posición individualmente pre asignada.
Una vez que terminó, dijo:
-Ya está, papá; ahora está todo perfectamente ordenado. Pero no permanecerá mucho tiempo así.
-¿Y si muevo tu cuaderno para allá y tus lápices para acá – ¿Qué pasa?
-Y ya empieza a desordenarse. Las cosas ya no están donde tienen que estar, comienzan a desordenarse, dijo ella.

Cariño, le dije a mi hija-, no es que las cosas se desordenan con facilidad. Lo que sucede es que hay muchas formas en que las cosas te parecen desordenadas y sólo una para que sientas que todo está perfectamente ordenado.

Cuando leí esta historia no pude menos que recordar la cantidad de veces que trabajo con mis clientes el tema del perfeccionismo y la energía que pierden en su búsqueda y la infelicidad que encuentran cada vez que consideran “que las cosas no son como deberían ser”.
Revisan una y mil veces las cosas y las chequean mas de una vez y sin embargo es como si no se quedaran conformes.
Podrían estar mejor, dicen y se quedan como estancados en la búsqueda de la perfección, como si no fuera el Nirvana no es nada.

“Hacer las cosas mal pero hacerlas”
Domingo Faustino Sarmiento

Repito esta frase una y mil veces pero para muchas personas no tiene sentido y en contrapartida escucho.

“Serás lo que debes ser o no serás nada.”
José de San Martín

Y podríamos entrar en una lucha de miradas. Sin embargo siempre pongo mi experiencia por delante y pregunto:

¿Cuál de estas dos frases te llevaría mas lejos?
¿Cuál es la que te permitiría avanzar?
¿Cuál la que te ayudaría a tener mas experiencias en la vida?

En lo que a mi respecta la primera me ha permitido hacer muchas mas cosas, aprender en el camino, tener experiencias que de otro modo no hubiera tenido, avanzar mucho mas rápido en mi vida, sorprenderme haciendo cosas muy bien, que nunca me hubiera imaginado que podría hacer. Aprendiendo cosas que de otra forma me hubieran estado negadas. Sorprendiéndome a cada momento de capacidades y talentos que estaban dormidos.

La vida no tiene que resultar perfecta
para parecer maravillosa.
Annette Funicello

¿Consideras que eres una persona perfeccionista?
¿Qué puertas te abrió este comportamiento y cuáles te cerró?
¿Cómo te parece que juega el perfeccionismo en el camino hacia tus objetivos?
¿En que corporalidad te pone esa forma de ser?
¿Cuáles son las emociones que te acompañan mas seguido?
¿Estás conforme con esa forma de ser y actuar o te gustaría hacer un cambio?
¿Cuál te parece que es tu mayor enemigo al momento de pensar en hacer algo diferente?
¿Cómo te parece que sería la mejor forma para tí para desarticular tu especial manera de ser perfeccionista?

Aquello que quieres hacer: Comiénzalo Ya!!
Olvídate de creer
que estás suficientemente preparado.
De contar con todo lo que necesitas.
De sentir que todas las circunstancias
están a tu favor.
De pensar que todo está bajo tu control.

El Arrojo tiene Personalidad, Fuerza, Vigor y  Encanto

#515 Maestría

El subastador pensó que perdía su tiempo mostrando ese viejo violín estropeado y arañado, pero aún así, lo mostró.
¿Cuánto ofrecen, buena gente? -gritó.-
¿Quién hará la primera oferta?
¡Un dólar, un dólar! -entonces- ¡Dos! ¿Sólo dos?
Dos dólares! ¿Hay alguien que dé tres?¡Tres dólares! … a la una! ¡Tres dólares…a las dos!Que se va por tres…pero, ¡No!
Un hombre canoso se puso de pie, llegó adelante y tomó en sus manos el arco. Limpiando el polvo del viejo violín armonizó sus cuerdas y tocó una melodía muy tierna.Al cesar la música el subastador dijo, en voz muy baja y más bien para sí,
– ¿Cuánto daría yo por tener este viejo violín?
Y tomándolo con más cariño lo volvió a levantar:¡Cien dólares! ¿Y quién da doscientos?¡Doscientos! ¿Y quién da trescientos?¡Trescientos!¡Trescientos, a la una! ¡Trescientos a las dos!
¡Y se va y se fue! -exclamó.
Algunos lloraban y los demás aplaudían…
No podemos comprender, se decían.
¿Qué cambió su valor?
Alguien dijo por allí  que fue “El toque de la mano de un maestro”.

El otro día mientras miraba un DVD de cómo Isaac Stern enseñaba a interpretar música a violinistas chinos  me surgieron algunas preguntas:
¿Qué es lo que convierte a una persona en virtuosa?
¿Dónde vive su maestría?
¿Se nace o se hace?
Y aunque considero que muchos pueden pensar que el virtuosismo se logra con el dominio de la técnica, mientras miraba el video, aparecían en mi  mente palabras como amor, pasión, conexión con uno mismo y con su  misión, fuego interno o llama interior.

Con la música puedes decir
mucho mas que con las palabras.

La música no es blanco o negro
sino una paleta de colores
Cada nota es como un color.
Y los artistas saben que muchos colores aun no han sido pintados.
Isaac Stern

Por supuesto que considero que es importante el dominio de la técnica pero también pienso que no alcanza con eso solo. Aunque lo que yo miraba era un DVD por televisión, les aseguro que su cuerpo y su expresión dejaban traslucir mucho mas que meramente su música.
Veamos cómo podemos relacionar esto con el Coaching dado que el mismo tiene por objetivo facilitar el logro de las sueños de las personas.
Entonces vayamos a nuestras preguntas:
¿Qué es lo que convierte a una persona en virtuosa en cualquier ámbito?
Podríamos decir que es la conexión con una llama interna que mediante una explosión de amor quiere mostrar al mundo cual es su misión y lo hace por medio de la pasión, disciplina y perseverancia que pone en dominar la técnica, lo cual finalmente le permite que eso, tan maravilloso que vive dentro, se comparta con los demás.

Un hombre posee talento.
El virtuosismo lo posee al hombre.
Isaac Stern

Alumno:¿Cuánto tiempo me llevará
llegar al virtuosismo?
Maestro:¿Cuánto tiempo piensas vivir?
El virtuosismo es el camino, no el objetivo.

Y la pregunta del millón que creo se hace la mayoría de las personas es si se nace o se hace.
Y aquí como Coach quiero darles mi mirada. Si bien considero que algunas personas nacen con ciertas habilidades mas desarrolladas que otras, también pienso que una gran cuota de disciplina y perseverancia agregadas a una gran dosis de pasión e intención pueden permitir a las personas lograr el virtuosismo en aquella tarea que se propongan.

No usamos la música para tocar nuestro violín.
Sino que usamos el violín
para tocar nuestra música.
Isaac Stern

Hubieron algunas preguntas que Isaac Stern le hacía a los estudiantes que me dejaron pensando y aquí te las copio para que también a ti, te lleven a la reflexión:
¿Para que quieres tocar el violín?
¿Qué sientes mientras lo haces?
¿Qué es lo más importante que quieres que trascienda de tus notas?
¿Qué es lo que quieres comunicar con tu música?
¿Qué quieres que la gente sienta a partir de tu interpretación?
¿Qué parte tuya se manifiesta a través de la música?
¿Quieres tocar o quieres mostrar tu entusiasmo por lo que estás tocando?
¿Sientes que has nacido para esto?
¿Qué parte interna tuya, todavía, no estás dejando salir?

Considero que si tenemos respuesta para todas estas preguntas seguramente estaremos en el camino hacia  el virtuosismo  en lo que hacemos.

Dos tejanos estaban perdidos en Nueva York.
Encuentran a un anciano y le preguntan :
¿Cómo podemos llegar al Carnegie Hall?
Y el anciano les contesta:
Practicando y perseverando.

#514 Contextos

Un hombre comenzó a tocar el violín, en una fría mañana de enero en la estación del metro en Washington. Durante los siguientes 45 minutos, interpretó seis obras de Bach. Durante el mismo tiempo, se calculó que pasaron por esa estación algo más de mil personas, casi todas camino a sus trabajos.
Ese violinista era Joshua Bell, uno de los mejores músicos del mundo, tocando las obras más complejas que se escribieron alguna vez, en un violín tasado en 3.5 millones de dólares. Dos días antes de su actuación en el metro, Bell colmó un teatro en Boston, con localidades que promediaban los 100 dólares.
Esta es una historia real. La actuación de Joshua Bell de incógnito en el metro fue organizada por el diario The Washington Post como parte de un experimento social sobre el reconocimiento del talento fuera de un contexto adecuado.
Siete personas se detuvieron a escucharlo, solo una mujer lo reconoció y en 45 minutos recibió 32 dólares.
Cuando terminó de tocar, se hizo silencio, nadie pareció advertirlo.
No hubo aplausos, ni reconocimientos.

¿Podemos ver la importancia de generar un contexto?
¿Cuándo?
Considero que en todo momento es importante tener en cuenta la generación de un espacio especial

Si vamos a dar una clase no es lo mismo darla en un sala  donde tengamos cierta privacidad que darla en un lugar con mucho tránsito de gente.
Si vamos a dar una buena noticia no es lo mismo hacerlo cuando la otra persona está ocupada con su trabajo que cuando nos puede atender con toda su atención.
Si necesitamos ayuda del otro no es lo mismo pedirla en un momento en que el otro esté atosigado con sus cosas que cuando lo vemos disponible para nosotros.
Considero que en todo momento generar un contexto es importante para el logro de un objetivo.

“No solemos reconocer
el peligro de sacar una situación o una frase del contexto
al contarla.”

Si observamos la investigación que hizo el Washington Post podemos darnos cuenta como a veces nuestros talentos pueden no ser reconocidos si no los mostramos en el lugar adecuado.

Me gustaría proponerte un ejercicio:

Piensa en tus talentos y observa la manera como los pones a disposición de los demás
¿Estás en el Metro o en el Carnegie Hall?
Y ya me imagino que estas pensando en la cantidad de grises que hay entre el blanco y el negro, con los cuales acuerdo. Sólo que quiero que pienses si has creado el contexto adecuado para que los mismos sean reconocidos en su totalidad.

El hombre inteligente
no es el que tiene muchas ideas,
sino el que sabe sacar provecho
de las pocas que tiene.

Piensa en los resultados que quieres de todo tipo y piensa si has creado el contexto para que ellos se hagan realidad.
¿Cuántas veces desde nuestra ansiedad nos adelantamos al momento?
¿Cuántas desde el apuro vamos directo al grano sin dar un espacio para que la otra persona ente en la emoción que necesitamos?

O queremos simplificar, y al hacerlo omitimos generar un clima de confianza y atención?

La generación de confianza
sirve en las conversaciones
más que el ingenio.
François de la Rochefoucauld