#451 Cuenta Conmigo

Nadie te lastima,
Hoy no voy a entregar deseos, no voy a repartir felicidades, nI voy a pedir por la paz mundial.
Hoy solo quiero que sepas algunas de las cosas que en este último tiempo aprendí, esas si te las entrego, desde el fondo de mi corazón.

Aprendí a encontrar el amor dentro de mi, a cuidarlo, a curarlo y a expandirlo hacia los confines del Universo.
Aprendí a pedir perdón, pedir ayuda, pedir atención, y ¿Sabés qué? Encontré respuestas.
Aprendí que puedo hacer todo lo necesario para lograr cumplir mi misión en esta tierra.
Aprendí a escuchar la voz de mi alma, y me di cuenta que mi alma y la de los demás son una.
Aprendí que una expresión llena de paz y ternura es capaz de contenerlo todo, incluso en los momentos difíciles.

Como dice la canción: “Yo no te pido que me bajes una estrella azul, solo te pido que mi espacio llenes con tu luz”. Me dí cuenta que mi luz se retroalimenta con la luz de las personas que me rodean.

Todas estas cosas que ahora son conscientes para mi, son mis aprendizajes, yo te los ofrezco para que recurras a ellos cuando los necesites.

Contá conmigo!!
Reconocimiento enviado por Susana Canolik, una alumna del Instituto de Capacitación del Coach

Hace unos días tuve la maravillosa oportunidad de ver la película “El Cisne Negro” y con ella tuve un insight extraordinario: ¿Qué significa el cisne negro? En la película una misma bailarina debe bailar el cisne negro y el cisne blanco y mientras ella es adecuada para el papel del cisne blanco el director busca durante toda la película sacar el cisne negro de adentro de ella.
A simple vista , y por el color, podríamos pensar que es la parte negativa o mala de ella.
Sin embargo mi interpretación es que el cisne negro es la parte que vive en ella, dormida.
Y es aquí donde asocié lo que estaba viendo con el Coaching.

“Lo que ahora ya está concretado,
antes fue producto de un sueño.”
William Blake

¿Qué significa despertar el cisne negro en la vida de las personas? Y aquí te ofrezco mi mirada a partir de la película:

Cortar con dependencias emocionales y decir basta a las personas que pretenden controlarnos.
Dejar de dar valor a los juicios de los demás por encima de los nuestros.
Sacar partes que están dormidas en nosotros.
Aumentar la polaridad como la posibilidad de pendular entre ambos polos desarrollando la  flexibilidad.
Dejar de sabotearse a si mismo.

“Un solo acto de arrojo puede alterar el concepto de lo posible.”

Defender lo que es nuestro.
Pelear por lo que nos merecemos.
Darnos la oportunidad de cambiar nuestra forma de ser, que creíamos que era así para siempre.
Hacer cosas que nunca nos imaginamos que podríamos hacer.

Tomar conciencia de nuestros deseos y dejar de vivir la vida y los sueños que nos imponen los demás.

“Si quieres lograr
lo que aún no has alcanzado,
necesitas hacer
lo que aún no has intentado”.

¿Cómo podemos lograr todo esto?
Desde la mirada del Coaching: articulando  rutinas que día a día te permitan ir haciendo cambios?
Ya no se trata de planificar acciones solamente, sino de ver de qué manera cada día trabajo por la transformación de mi forma de ser

Querido lector: este es mi deseo para ti en el próximo año
Deja que vuele tu cisne blanco y dale alas a tu cisne negro.
Todo el Equipo que forma parte del Instituto de capacitación del Coach hoy te dice:
CONTÁ CONMIGO!!!

“Esas personas a las que todos
se quieren parecer,
son justamente aquellas
que nunca quisieron parecerse a nadie.”

#450 Nadie te lastima

Nadie te lastima, tú
Nadie te lastima, tú te sientes lastimado con la interpretación que tienes de lo que otros hacen.
Nadie te ofende, tú te sientes ofendido con las palabras que otros dicen de ti.
Nadie te provoca, tú te sientes provocado frente a las actitudes que otros tienen contigo.
Nadie te avergüenza, tu eliges sentir vergüenza cuando crees que tu imagen pública se pone en juego por lo que otras personas hacen.
Nadie te humilla, tu te sientes humillado frente a las reacciones que otros tienen contigo.
Nadie te molesta, tú te sientes molesto porque lo que hacen los demás, no es lo que esperabas.
Nadie te compromete, tu te sientes comprometido por tu forma de ser.
Nadie te ataca, tu te sientes atacado frente a los juicios de los demás.
Nadie te enfurece, tu te enfureces cuando los otros no hacen las cosas a tu manera.
Nadie te exaspera, tu te exasperas cuando los demás no cumplen con tus expectativas.

Nada te aburre, tu te aburres cuando no sabes encontrar la alegría en las cosas.

TUS SENTIMIENTOS NO TIENEN QUE VER CON LOS DEMÁS. TU  TIENES EL PODER DE ELEGIR COMO SENTIRTE A CADA MOMENTO.

Pasamos una gran parte de nuestro tiempo culpando a las personas o a las circunstancias de cómo nos sentimos sin darnos cuenta que nosotros podemos elegir.
Entiendo si me preguntaras ¿Cómo hago para cambiar mi sentimiento cuando una persona me lastima o me ofende con sus palabras o con sus acciones?
Y yo te diría que el otro hace lo que hace pero vos sos libre de elegir como sentirte con eso.

“Quien sabe resolver problemas
es menos eficiente
que quien sabe evitarlos.”

Si bien considero que lo que te estoy ofreciendo es un cambio de mirada es probable que no te resulte fácil al principio. El tema es que empieces a aprender a no tomarte en forma personal todo lo que el otro hace.
A veces solo hace lo que puede o lo que sabe, pero eso no quiere decir que esté contra vos.
He conversado con muchas personas y tuve la oportunidad de darme cuenta que no todos son conscientes del daño que hacen con sus palabras o con sus acciones en los demás.

El ave canta, aunque la rama cruja,
porque conoce lo que son sus alas.

Desde la mirada ontológica decimos que todo vive en nuestra conversación. Y dado que es nuestra ¿Por qué muchos eligen perder en ella con pensamientos que les descolocan o les hacen sufrir?
Dentro de tu mente sos amo y señor y dueño de pensar lo que quieras.
¿Por que la próxima vez que alguien haga o diga algo que no sea de tu complacencia pensas que tal vez eso es lo único que puede o sabe hacer y que no tiene nada que ver con vos, ni con tu forma de ser?
Quizás solo eso te permita salir de una postura de sentirte víctima del otro para pasar a una posición de responsabilidad y elegir cómo queres vivir tu vida.

Nadie puede hacerte sentir inferior
sin tu consentimiento.
Eleanor Roosevelt

#449 Riqueza

A dos grupos de personas se les hizo la misma
pregunta.
El primer grupo contestó así:
Arquitecto: Tener proyectos que me permitan
ganar mucho dinero.
Ingeniero: Desarrollar sistemas que sean útiles y
muy bien pagados.
Abogado: Tener muchos casos que dejen buenas
ganancias y tener un BMW.
Médico: Tener muchos pacientes y poder
comprar una casa grande y bonita.
Gerente: Tener la empresa en niveles de ganancia
altos y crecientes.
Atleta: Ganar fama y reconocimiento mundial,
para estar bien pagado.

El segundo grupo contestó lo siguiente:
Preso de por vida: Caminar libre por las calles.
Ciego: Ver la luz del sol y a la gente que quiero.
Sordo Mudo: Escuchar el sonido del viento y
poder decir a las  personas cuánto las amo.
Inválido: Correr en una mañana soleada.
Persona con una enfermedad terminal: Poder
vivir un día más.
Huérfano: Poder tener una mamá, un papá,
hermanos y familia.

“La conclusión a la que se llegó es que no
podemos medir nuestra riqueza por el dinero
que poseemos, sino por aquellas cosas
que no cambiaríamos por dinero”.

Filosofía barata, dirás, sin embargo pienso que no nos viene mal de vez en cuando pensar en ciertas cosas que damos por obvio que siempre tendremos.
Y si bien todos relacionamos la riqueza con posesiones o con dinero a veces necesitamos pensar en todo lo que si tenemos y ni nos damos cuenta.
¿Estamos conscientes a diario de que, gracias a Dios, no pertenecemos al segundo grupo?
¿Reconocemos la importancia de todas las personas que nos quieren cuando nos quejamos porque las cosas no son como nos gustaría?

La riqueza consiste mucho más
en el disfrute,
que en la posesión.
ARISTÓTELES

Nos quejamos de las crisis, del aumento del costo de vida, de lo difícil que está todo.
¿Le dedicamos el mismo tiempo a la queja que al reconocimiento?
¿Te has dado cuenta que las cosas viven en el reconocimiento?
¿De qué sirve un logro si no lo reconoces, lo  disfrutas y lo celebras? Algo que te costó mucho conseguir desaparece en un abrir y cerrar de ojos sin reconocimiento.

El que no considera lo que tiene
como la riqueza más grande,
es desdichado,
aunque sea dueño del mundo.
Epicuro

Desde la postura ontológica también pensamos que la riqueza es una conversación que se enfoca en todo lo que tenemos en lugar de en todo lo que nos falta.
Y con esto no quiero decir que apagamos el espíritu de superación, las ganas de ir por mas o la ambición sino simplemente que nos consideramos ricos a partir de reconocer nuestras verdaderas riquezas, aquellas que no se compran con dinero.

Chun Sui , un sabio Maestro Zen un día se dijo:
Has estado durmiendo varios inviernos, como si fueras una mariposa.
Despierta!!!!
Es hora que te des cuenta si sos una mariposa o el Maestro Chun Sui.

#448 Ser Ejemplo

Un padre llevó a sus hijos a jugar al minigolf. En la entrada, preguntó el precio.
– Son veinte pesos para los adultos y diez para los niños mayores de seis años. Para los menores de seis, la entrada es gratuita.
– Uno de ellos tiene tres, el otro siete. Así que déme un adulto y un menor, dijo el padre.
– Podría haberse ahorrado diez pesos si
hubiera dicho que el mayor tenía menos de seis. Yo no hubiera notado la diferencia.
– Puede que usted no, pero ellos sí, y mi mentira hubiera quedado grabada para siempre en su memoria.

¿Como jefes , gerentes o conductores, nos damos cuenta que siempre estamos en la mira de nuestros subordinados?
¿Podemos reconocer la importancia que tiene dar un buen ejemplo?
¿Nos damos cuenta que una acción enseña mas que mil palabras?
Pues si, querido lector. El ejemplo enseña mucho mas que los libros o los cursos.

El ejemplo no es
la herramienta principal
para influir  en los otros,
Es la única herramienta.
Albert Schweitzer

Nosotros decimos que los subordinados espejan los comportamientos de sus gerentes y creo que no nos equivocamos al pensar así ya que vemos en la práctica diaria que cuando la gerencia no está alineada, tampoco lo está su gente.
Pides puntualidad en tus meetings y siempre llegas puntual?
Pides compromiso y se muestra el mismo en tus acciones?
Pides excelencia y siempre haces lo mejor que puedes?

Es probable que dar el ejemplo
no sea la mejor manera de enseñar:
tal vez sea la única forma de hacerlo.
Albert Schweitzer

Ellos te están mirando todo el tiempo y están aprendiendo de vos, casi te diría te están imitando. Porque te admiran y quieren llegar a ser como vos, por eso es importante que des una buena imagen.
Eso no quiere decir que no puedas mostrar tus partes débiles o tu  vulnerabilidad, todo lo contrario ya que hasta puede llegar a ser positivo porque les estarías dando permiso a que ellos hagan lo mismo.
Pienso que ser ejemplo es como ser un protagonista famoso de un programa de televisión: Estás siempre en la mira. Y mantener la privacidad de tu vida o de aquellas partes que no quieres mostrar puede llegar a ser bastante complejo así que tienes que estar siempre bien vestido y preparado para una foto.

Una mujer con un niño se presentó ante Gandhi.
“Por favor, convenza a mi hijo de que deje de comer golosinas-“ le pidió
“ Vuelva en dos semanas “ fue la respuesta de Gandhi.
Pasado el plazo, madre e hijo regresaron, y Gandhi inspiró al niño a que dejara de comer golosinas.
Antes de retirarse la mujer le preguntó:
¿Por qué tuve que esperar este tiempo?
“ Porque hace dos semanas, yo también comía golosinas” dijo Mahatma

De Pequeñas historias para grandes momentos de Walter Salama.

#447 Quien es mas importante en un Equipo

Una nueva iglesia fue construida y muchas gente fue a admirar la belleza de su obra.
Arriba, en lo alto del techo, un pequeño clavo era testigo de todo lo que estaba pasando. Y oía a las personas cómo alababan a tan encantadora estructura… !Hablaban de todo, menos del clavo! Ni siquiera sabían que estaba allí, y él se sintió enojado y celoso.
– ¡Si soy tan insignificante, pensaba, nadie echará de menos mi falta!
Entonces el clavo, dejó de hacer presión sobre la madera y se fue deslizando hasta caer al piso.
Aquella noche llovió mucho. Y  como faltaba el clavo, el techo comenzó a ceder. El agua corrió por las paredes y los bonitos murales. El mantel del altar se manchó con el yeso que se había deslizado y la Biblia quedó arruinada por el agua.

Todo esto porque un pequeño clavo no se sintió reconocido y dejó de hacer su trabajo.

Sabemos que el reconocimiento es importante sin embargo ¿cuánto de nuestro tiempo le dedicamos?
En mi trabajo en organizaciones observo  que la plana mayor muchas veces da por sobre entendido el reconocimiento a determinados niveles y creen que todo se arregla con un poco de dinero mas, un premio o un bono. y se olvidan el poder que tienen unas pocas palabras sentidas, dichas mirando a los ojos y en lo posible delante de varias personas.

El reconocimiento
es la parte más importante
del éxito.
Truman Capote

Recuerdo una empresa en la que trabajé en la que  la gente se quejaba de que cuando los gerentes entraban lo hacían caminando rápido y mirando hacia abajo. Nunca tenían un momento para mirarlos y decirles buen día.
Yo me sentía una tonta trabajando ese tema en la gerencia.
¿Tienes idea de cuánto les costó cambiar esa costumbre?
Ellos solo querían que los miren, que se den cuenta que ellos habían llegado primero y ya estaban allí. Sólo necesitaban una mirada y dos palabras para sentirse motivados: Buen día!!

La vida es como un viaje por mar:
hay días de calma
y días de borrasca.
Lo importante no es sólo ser
buenos capitanes.
También necesitamos reconocer
que tenemos un buen barco.

En otra organización me decían: Cuando algo está mal hecho tenemos un meeting pero cuando está bien hecho nadie dice nada.
Claro a veces reconocemos los grandes trabajos pero los pequeños, aquellos casi invisibles como el del clavo.
¿Los reconocemos?
¿Los hacemos sentir importantes?
¿Les mostramos que nos damos cuenta su valor?
¿Cuánto vale llegar a la oficina y tenerla ordenada y limpia?
¿Cuánto vale el cafecito de la mañana ofrecido con una sonrisa?
¿O el diario con las noticias doblado como nos gusta, sobre el escritorio?

La voluntad de tener éxito es importante,
pero más importante es reconocer
que al éxito no se llega solo
Bobby Knight.

Hoy quiero dedicar mi newsletter a todas esas personas que en forma silenciosa hacen mas fácil nuestro trabajo
En mi vida yo tengo una asistente que me acompaña hace 42 años en los diferentes trabajos que tuve. Si bien ahora ya se ha jubilado cada semana que estoy en Buenos Aires viene a visitarme, a conversar un poco, a ayudarme con alguna cosa y a traerme un chocolate porque sabe que me gusta. Aunque se lo digo a cada momento, hoy quiero decirle públicamente lo importante que fue tenerla en mi vida, en cada trabajo, ayudándome con mis hijos, todos los días y a cada hora que la necesité.
Gracias Martha, te quiero como a una mamá.

El Reconocimiento y la Gratitud
son la savia que alimentan la vida.

#445 Yo soy la Posibilidad

Cuenta la Biblia como Esther llegó a casarse con el Rey de Persia sin que él se diera cuenta que ella era judía y cuenta también sobre el impacto de su decisión al momento que su séquito planeaba la aniquilación del pueblo judío.
Cuando su tío Mordejai se entera de estos planes le solicita a Esther que acuda al rey y le pida que cancele el decreto.
Esther estaba indecisa, ya que ella sabía que una visita al rey sin que él la llamara, podría poner en peligro su vida.

Si cualquiera de nosotros hubiera sido Mordejai, ¿Cómo habríamos reaccionado frente a su indecisión?

Yo creo que una reacción normal hubiera sido preguntarle a Esther: ¿Cómo puedes estar pensando en ti en momentos como este?
O quizás decirle: “Vamos Esther ¡Tienes que hacerlo! ¡Te necesitamos! ¡No nos decepciones!

Sin embargo la Biblia nos muestra la sabiduría de sus palabras. Él le dijo a Esther, “Si no es por ti, los judíos serán salvados por otra persona y si decides no  ayudar cuando estás en posición de hacerlo, la que pierdes eres tú. ¿Y quién sabe, quizás, llegaste a la realeza sólo para tomar esta decisión en este preciso momento?”.
Esther aceptó el desafío, corrió el riesgo de presentarse ante el rey sin ser llamada, le confesó su verdad y pidió por su pueblo y se convirtió en la posibilidad de cambiar el futuro de sus descendientes.

Tú eres la posibilidad!!. La primera vez que escuché estas palabras pensé que estaba mal dicho. Pensé yo no soy la posibilidad, yo puedo crear una posibilidad. Sin embargo en ese momento mi coach me mostró la importancia de usar el verbo ser. Desde la mirada ontológica nosotros creemos que el lenguaje crea realidad entonces decir que somos la posibilidad es crearla en nosotros mismos y vernos  y sentirnos ella.. Estas palabras nos empoderan y nos retan para ir mas allá de nuestras comodidades y ayudar a alguien de una manera única que sólo nosotros podemos hacerlo.

Un solo acto de arrojo puede alterar el concepto de lo posible.
La vida no tiene limites,
lo importante es que creas
que puedes hacerlo.
Y que aproveches
todas las oportunidades
que se te presentan.
Chérie Carter-Scott

¿Acaso nos ponemos siempre a la altura de los desafíos que nos presenta la vida?
¿Tenemos claridad respecto a nuestra visión espiritual?
¿O a veces sólo pensamos que son coincidencias, los retos que se nos presentan y no les damos mayor importancia?
¿Conocemos nuestro potencial y lo ponemos al servicio de otros?
Creo que todos tenemos una misión única en esta vida, que solo podemos concretar nosotros mismos y para eso hemos sido dotados con todas las herramientas que necesitamos para llevarla a cabo.

Lo importante es estar preparado
para, llegado el momento,
sacrificar lo que somos
por lo que podemos llegar a ser.
Charles Du Bois

Las oportunidades en esta vida no son un mero accidente. La magnitud de cada momento no debería ser descuidado sino capitalizado en todo sentido.

¿Para qué sientes que puedes ser la posibilidad?
¿Qué es lo que sientes que el mundo necesita de ti especialmente?
¿Qué es lo que tienes que dejar hecho antes de partir?

El potencial nunca es una realidad presente,
sino una posibilidad futura.
Lair Ribeiro

#446 Un Vaso de Agua

Un conferencista levantó un vaso con agua y preguntó a los asistentes:
– ¿Cuánto creen ustedes que pesa este vaso con agua?
Las respuestas variaron entre 20  y 500 gramos.
El conferencista, entonces dijo:
-Yo creo que no importa sólo su peso absoluto. También necesito tener en cuenta cuanto tiempo voy a sostenerlo.
Sí lo sostengo por un minuto, todo ésta bien. Sí lo sostengo durante una hora, me dolerá un poco el brazo. Pero sí lo sostengo durante todo un día es posible que tengan que que llamar una ambulancia para mí.

El peso es siempre el mismo, sin embargo cuanto más tiempo lo sostengo, más pesado se va haciendo.

Un vaso de agua no pesa nada pero si lo cargamos todo el tiempo puede llegar a ser muy pesado.
¿Con que relacionas esta pequeña carga?
¿Te das cuentas cuántas cosas cargas todos los días innecesariamente?
No sólo en tu cartera, valija o portafolio, sino también en tus pensamientos.
A veces es necesario dejar la carga a un costado y descansar para poder continuar.
Ya decía Borges en un poema que le atribuyeron, que si pudiera volver a vivir viajaría mas liviano.

Cuando eliges perdonar
eres tú el que se libera
de llevar la carga…

Recuerdo una vez en Los Ángeles haciendo un entrenamiento con John Gray, el escritor de “Los Hombres son de Marte y las Mujeres son de Venus”, que eligiendo una mujer al azar le pidió su cartera para saber cuantas cosas cargaba por día

E increíblemente delante de la audiencia sacó mas de 100 cosas de esa cartera. Por supuesto lo que siguió fue relacionar su vida y lo que cargaba en ella a diario con esa cartera.
¿Observaste que cada vez las carteras de las mujeres y los portafolios de los hombres se hacen mas grandes?
¿Probaste salir cada día con una pequeña carterita, en el caso de ser mujer? Te asombrarías de la cantidad de cosas innecesarias que cargas cada día.

“Una palabra nos libera de todo el peso
y el dolor de la vida.
Esa palabra es AMOR”
Sófocles

¿Cuántos pensamientos negativos mantienes?
¿Cuántos rencores sin olvidar?
¿Cuántos resentimientos sin perdonar?
¿Cuántas broncas sin completar?
¿Cuántas palabras sin decir?
¿Cuántos injusticias sin dejar de lado?
¿Cuántas penas sin soltar?

Libertad:
El peso más formidable
que puede caer sobre las espaldas
de un hombre.
Almafuerte

#444 Compartiendo Obviedades

Un periodista le preguntó a Einstein:
¿Me puede Ud. explicar la Ley de la Relatividad?
Y Einstein le contestó:
¿Me puede Ud. explicar cómo se fríe un huevo?
El periodista lo miró extrañado y le contestó:
Pues sí, sí que puedo.
A lo cual Einstein replicó: Bueno pues hágalo, pero imaginando que yo no sé lo que es un
huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego.

Algo interesante de observar en las organizaciones  es como se comparten obviedades. Dado que trabajan en el mismo lugar y comparten la temática piensan que todos saben de que se está hablando cuando se habla de compromiso, de valores, de visión de la organización, etc…
He trabajado en organizaciones donde todos saben donde está el cuadro de valores pero muy pocos entienden de qué están hablando cuando hablan de ellos.
¿Acaso no se supone que los valores tienen que ser compartidos en una organización?
¿Entonces por qué se dedica tan poco tiempo a explicar que se entiende por cada uno de ellos y como se bajan en acciones en el día a día?

¿Qué es lo que estás buscando
el día de hoy?
Busca sacar del automático
poniendo un grado de conciencia
y verás cuántas cosas estaban allí
sin que te dieras cuenta.

Hoy, en nuestra aldea global muchas veces los valores, la misión y la visión vienen de otros países
¿Cuánto tiempo se dedica a trabajar la transferencia y divulgación de la identidad corporativa?
Muchas veces usan palabras en idiomas que no son corrientes para la gente y aunque pueden leer lo que dice, los trabajadores no tienen la menor idea de lo que ellas significan.
Los valores muestran aquello a lo que le damos importancia  y te llevan a actuar de determinada manera y mientras la  normativa es externa, los valores necesitan ser internalizados.

¿Hay algo que cause mas remordimiento
que una bicicleta fija que no se usa?
Ivern Ball

Cuando los miembros de una compañía entienden y comparten la cultura organizacional (valores, visión,  misión de la misma, etc.) se incrementa el nivel de confianza entre las partes reduciéndose la incertidumbre con respecto a sus acciones.

También necesitamos observar la diferencia entre los valores escritos y los valores en uso ya que muchas veces hay diferencias entre ambos, lo cual produce malestares en la organización que le quitan credibilidad y disminuyen la confianza entre los niveles.
¿Puedes ver el precio que se paga en tu organización por dar por obvio  tantos de estos temas y no ponerlos en la mesa a la hora de trabajar?

Sacar de la obviedad y tomar conciencia
es el mejor sistema de alarma
que podemos comprar.

#443 Generando Contextos

Un hombre llegó a la estación del metro en Washington y comenzó a tocar el violín. Durante los siguientes 45 minutos, interpretó seis obras de Bach mientras pasaban por esa estación algo más de mil personas .Transcurrieron tres minutos hasta que el violinista recibiera su primera donación: una mujer arrojó un dólar en la lata y continuó su marcha. Algunos minutos más tarde, alguien se apoyó contra la pared a escuchar, pero enseguida miró su reloj y retomó su camino. Durante la hora que el músico tocó, sólo siete personas se detuvieron y otras veinte dieron dinero, sin interrumpir su camino.
Nadie se dio cuenta, pero ese violinista era Joshua Bell, uno de los mejores músicos del mundo, tocando las obras más complejas que se escribieron alguna vez, en un violín tasado en 3.5 millones de dólares.
La actuación de incógnito de Joshua Bell en el metro fue organizada por el diario The Washington Post como parte de un experimento social sobre la importancia de la generación de contextos en el reconocimiento de la belleza. La consigna era: en un ambiente banal y a una hora inoportuna, ¿Nos detenemos a apreciar la belleza? ¿Podemos reconocer el talento fuera de contexto?

Una parábola interesante para entender qué es un contexto la podemos hallar en una película donde cada detalle está estudiado para que pase lo que tiene que pasar. Los personajes no están elegidos al azar, las ropas que usan, los escenarios donde transcurren las escenas, los textos que dicen, la música que suena. En fin todo tiene un solo sentido: crear un contexto para que pase lo que el director quiere mostrarte.
Todos queremos lograr nuestros objetivos

¿Cuánto nos ocupamos en generar el contexto para que pase lo que queremos que pase?
¿Tenemos en cuenta la importancia de la creación del contexto?

Para tener un segundo acto,
es necesario bajar el telón primero.

Este experimento que hizo el Washington Post no hace más que confirmar lo que postulo.
El Top Management de una organización quiere que en su empresa pasen determinadas cosas.
¿Trabajan lo suficiente en la creación de contextos?
El clima laboral podría ser un punto, la motivación de la gente otro, la alineación de los equipos, la desarticulación de los rumores, la comunicación, la integración, en fin podría mencionar cientos de temas todos ellos como los cientos de detalles que hay que tener en cuenta para la realización de una película.

Para producir
el preciso resultado que desea,

el director de una película
elige lo que vas a ver y a oír.
Él puede producir una tragedia
o una comedia
partiendo de un mismo hecho.

A veces no tenemos tiempo para estos “detalles”, escucho en las organizaciones y pienso: pero si esto es el trabajo. A veces observo tanto foco en las ventas y los resultados  y pienso: ¿Cómo puedo hacer para que se den cuenta que tanto las ventas como los resultados positivos serán el texto que ocurrirá en el contexto que ellos creen?
Y casi lo mismo pasa en la vida particular de muchas personas: Aman sus objetivos. sin embargo: ¿Cuánto tiempo le dedican diariamente a la creación de contextos para que ellos tengan lugar?
Necesitamos tener una conversación importante, de la que dependen asuntos trascendentes para nosotros.
¿Elegimos el momento y el lugar?
¿Nos fijamos que el mismo este seleccionado para crear el ambiente que necesitamos para que se de nuestro objetivo?
¿Nos preocupamos por no tener ningún tipo de interrupción?
A veces estamos ocupados en cosas que creemos que son mas importantes.

Si observas los actos de magia
de los grandes magos,
verás que son pura
generación de contextos,
ya que detrás de ellos sólo vive
la ilusión de un truco.

#442 Atención al Cliente

Una noche tormentosa hace  muchos años, un hombre de edad avanzada y su esposa entraron a un pequeño hotel en Filadelfia buscando alojamiento.
El conserje, un hombre atento con una cálida sonrisa les dijo:
– Hay tres convenciones simultáneas en Filadelfia y las plazas disponibles en la ciudad están agotadas.
El matrimonio se angustió pues era difícil que a esa hora y con ese tiempo horroroso fuesen a conseguir dónde pasar las noche.
En eso el conserje les dijo:
– Señores, no puedo enviarlos afuera con esta lluvia. Si ustedes aceptan la incomodidad, puedo ofrecerles mi propia habitación. Yo me arreglaré en un sillón de la oficina.
El matrimonio aceptó la oferta de buena gana. A la mañana siguiente al pagar la factura, el huésped le dijo al conserje:
– Usted sería el tipo de gerente que yo tendría en mi propio hotel. Quizás algún día construya un hotel para devolverle el favor que nos ha hecho.
El conserje tomó la frase como un cumplido y se despidieron amistosamente.
Pasaron algunos años y el conserje recibió una carta de aquel hombre, donde le recordaba la anécdota y le enviaba un pasaje ida y vuelta a New York con la petición expresa de que lo visitase.
Con cierta curiosidad el conserje decidió aprovechar esta oportunidad y concurrió a la cita en la esquina de la Quinta avenida  y la calle 34 y luego de mostrarle las  instalaciones el anfitrión le dijo:
– Este es el Hotel que he construido para usted.

Y así fue como William Waldorf Astor construyó el Waldorf Astoria y contrató a su primer gerente de nombre George C. Boldt (el conserje en la noche lluviosa). Obviamente él nunca hubiera podido imaginar que su vida cambiaría para siempre cuando buscó complacer a su cliente en aquella noche tormentosa.

Es real que no existen en el mundo  muchos “Waldorf Astor”, pero un jefe satisfecho o un cliente sorprendido pueden equivaler a nuestro Waldorf Astoria personal.
¿Estás seguro que siempre hacés lo máximo que está a tu alcance para satisfacer a tu cliente?
A veces pienso que ser coach me juega en contra
Como mujer que soy me encanta salir de compras y  soy muy observadora de como los vendedores nos tratan y muchas veces veo que les falta actitud y hasta ganas de vender , diría yo. Se los ve como poco motivados y desinteresados. Entonces me pregunto:
¿Para que están ahí?
¿Qué está haciendo el dueño de ese negocio que no se da cuenta que tiene al enemigo adentro?

Cada vez que un cliente
entra en mi negocio,
olvídese de mí.
Él es el rey.
John Wanamaker.

A veces observo cuando entro a un negocio que el empleado está limpiando, acomodando o haciendo algo que podría hacer en cualquier momento. Sin embargo no deja de hacerlo para atenderme y pienso:
¿Qué hay mas importante que atender a un cliente que entra en mi negocio?
Seguramente coincidirás conmigo que algunas veces te atienden rápido como sacándote de encima para poder seguir con lo que estaban haciendo, y pienso si tendrán idea de la oportunidad que  están perdiendo y luego se quejan de que las ventas están bajas.

El servicio al cliente
no tiene nada que ver con satisfacción,
sino con fascinación.
Chip R, Bell

Todos tenemos un negocio, algunos a la calle , otros en una oficina. Todos tenemos clientes , algunos son internos y otros externos

¿Nos ocupamos de ellos de la manera que se merecen?
¿Nos damos cuenta que son lo mas importante que tenemos?
¿Los tratamos como tal?

¿Dejamos todo para atenderlos?
¿Los priorizamos frente a cualquier otra cosa?
¿Buscamos inventar lo que sea necesario con tal de satisfacerlos?
¿Les mostramos con nuestra actitud que los sentimos valiosos y los queremos fidelizar?

Sólo hay un jefe: el cliente.
Y ese jefe puede despedir a todo el mundo dentro de la empresa,
desde el presidente hacia abajo,
con sólo gastar su dinero en otra parte.
Sam Walton