#529 Pide hasta que te digan si

Érase una vez una pareja  en sus sesenta años que cumplía sus bodas de plata. Durante la celebración tuvieron la visita de un hada madrina que les dijo: “Como premio por haber tenido un matrimonio ejemplar durante 25 años, les concedo a cada uno un deseo.
“¡Quiero hacer un viaje alrededor del mundo con mi querido marido!” , pidió la mujer. El hada movió la varita mágica y…¡abracadabra! Los pasajes aparecieron en sus manos.
Cuando le tocó el turno al marido. Él se quedó pensando por un momento hasta que dijo: “Una oportunidad así sólo se da una vez en la vida. Por lo que… perdóname, mi amor, pero.. mi deseo sería tener a mi lado una mujer 30 años más joven que yo…
La mujer quedó shoqueada mientras el hada hizo un círculo con la varita mágica y… ¡abracadabra!
¡¡¡El hombre pasó a tener 90 años!!!

Fuerte , no? pero me parece un fiel reflejo de como nosotros hacemos los pedidos y después nos quejamos de que no los conseguimos.

¿Existe acaso, una manera de hacer pedidos efectivos?

¿ Podríamos aprender a pedir de forma inteligente?
¿Existen claves que nos llevarían siempre al éxito?
Considero que si y aquí estoy dispuesta a compartirlas contigo
Primero necesitamos pedir a alguien que sepamos de antemano que nos puede complacer, que sabe cómo y está disponible para nosotros. También es importante elegir el momento para hacerlo. Esto puede marcar una gran diferencia.

-Te pido que me quieras
¿Qué tendría que estar haciendo para
que ella se sintiera querida?

Segundo: necesitamos ser específicos y concretos. Saber claramente que es lo que necesitamos del otro y no dar por obvio que nos va a entender con pocas palabras. También necesitamos avisarle para qué momento queremos lo que le estamos pidiendo. Aunque tu pienses que el momento es siempre ahora conviene darle un tiempo para que pueda satisfacer tu pedido.

Te sugiero que pienses en proponerle algo a cambio para que sea un juego win win. Esto motivará al otro a decirte que sí. Al añadirle valor provocarás su escucha y su buena predisposición.

-Quiero paz y armonía en este equipo.
El Universo: Qué podría darle a este señor para que sintiera que hay paz y armonía
en su equipo?

Tercero: Pide con convicción de que te van a decir que sí, con seguridad en vos mismo. Busca tener una corporalidad centrada, mirando de frente, parado derecho, hablando claro y haciendo lo mas simple posible tu pedido . Enredarse en palabras es visto como símbolo de poca convicción y debilidad.

-Quiero que las cosas salgan bien
¿Qué tendría que estar pasando para que considerara
que las cosas están saliendo bien?

Cuarto: pide hasta que lo consigas. Con esto te quiero decir que la perseverancia puede ser el camino de tu éxito. Si necesitas algo hazte cargo de eso, busca diferentes personas, diferentes momentos, diferentes maneras y no pares hasta no conseguir lo que quieras.
¿Cuál es el precio que pagas por no hacer pedidos y arreglártelas solo?
¿Qué emociones aparecen cuando te dicen que no?
¿Qué piensas de ti mismo cuando no haces un pedido efectivo?
¿De qué manera el no saber pedir te deja lejos de tus resultados?

Dime donde no pides
y te diré dónde sufres.

Publicado en 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *